Con 13 años Hannah Marinovich es la nadadora más joven clasificada para los Trials

A primeros de febrero la jovencísima nadadora de 13 años, Erika Peláez, se convertía en la nadadora más joven clasificada para los Trials estadounidenses de natación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en un encuentro de clasificación en Plantation, Florida. Erika tuvo que nadar los 100 metros libres en 56.03 y en 1:02.65 los 100 metros espalda. Con estos tiempos alcanzaba las mínimas para las pruebas olímpicas que están establecidas en 56.29 y 1:02.69 respectivamente.

Marinovich, 2:29.15 en los 200m braza

Poco le ha durado a Erika su título de nadadora más joven en clasificarse para unos Trials estadounidenses. La más joven aun nadadora Hannah Marinovich, de 13 años, de Clovis, California, que fue segunda en la prueba de 200 metros braza con un tiempo de 2:29.15, se convertía en el tiempo más rápido de una niña de 13 años en el Campeonato de Texas en College Station.

Esta marca sitúa a Marinovich muy por debajo del estándar de las pruebas olímpicas que piden como marca 2:33.29. Su mejor marca anterior había sido de 2:33.93. Marinovich, que acaba de cumplir 13 años a mediados del verano pasado, es la nueva clasificada más joven para las pruebas olímpicas de Estados Unidos en 2020. Es solo unos días más joven que Erika Peláez, que también tendrá solo 13 años cuando se celebren las pruebas olímpicas del próximo año. Poca broma con la edad de estas jovencísimas nadadoras que aspiran a lo más alto siendo tan pequeñas.

Fuente

X