CONSEJOS PARA CORRER EN LA ARENA

-Elegí el horario para entrenar: el amanecer o la puesta del sol son los momentos ideales, no solo para evitar el calor y los rayos del sol, sino también para no mezclarte entre los vacacionistas.

-Llevá ropa clara y ligera.

-Protegete del sol: Factor solar 30, lentes y gorra.

– Utilizá medias de caña alta para evitar que te entre arena y te genere ampollas por la rozaduras.

-No te olvides tus zapatillas: Si corrés distancias largas descalzo sobre la arena podés sobre forzar los músculos de la planta del pie y la pierna.

-Calentá tu máquina: Si no realizás precalentamiento durante el año, es tiempo de que tomés la costumbre. De realizarlo, dedicale unos minutos más para estar en condiciones de enfrentar el nuevo terreno. Realizá movilidad articular, especialmente en tobillos y rodillas.

-Mantenete hidratado: Entrenar a orillas del mar tiene la ventaja de la brisa marina, que pueden mantenerte fresco pero engañarte a la hora de la sed. Bebé antes, durante y después de tu rutina de entrenamiento.

-Relajate y gozá: Que la arena no te gane. Intentá mantenerte concentrado, relajá los músculos para evitar tensiones involuntarias y no hagas fuerza contra la arena.

-Ojo con la técnica: disminuir la zona de contacto de tu pie es un punto fundamental. Evita caer con toda la planta e intenta pisar con media planta o solo la punta del pie.

-Aprovechá el Mar: No dudes tras finalizar tu entrenamiento en meterte al mar. Tus piernas te lo van a agradecer.

Fuente: Adidasla.com
X