Consejos para tratar los esguinces de Tobillo

La hinchazón y el dolor durará entre dos y tres días, en los que le será difícil apoyar el pie, por lo que probablemente tenga que usar muletas. También pueden ser necesarios vendajes, férulas o incluso enyesar el pie. El verdadero período de curación lleva entre cuatro y seis semanas si no es muy grave.

Para un esguince de grado uno necesitamos reposo, hielo, compresión y elevación. Es decir, hielo durante veinte minutos hasta cuatro veces al día —es importante no colocarlo más tiempo para evitar quemaduras—, no apoyar el tobillo cuando caminamos y mantenerlo elevado, y utilizar vendajes de compresión.

Para un esguince grado dos se deben seguir las mismas directrices pero durante mayor cantidad de días, y es importantísimo mantener el tobillo completamente inmovilizado.

En el esguince de tobillo grado 3 es necesario un reposo de dos o tres semanas con elementos inmovilizadores como el yeso.

Luego de esta fase de descanso, debemos comenzar una lenta recuperación, haciendo poco a poco movimientos y ejercicios para el tobillo, evitando los giros o movimientos bruscos del tobillo. Por ejemplo, podemos hacer círculos con los tobillos o, sentados en una silla, mover la rodilla manteniendo todo el pie apoyado en el suelo.

Podemos ayudar a nuestro tobillo con una terapia de frío y calor, para eso debemos llenar dos cubos, uno con agua caliente y otro con agua fría, y debemos poner nuestro tobillo en agua caliente dos minutos, moviéndolo lentamente y practicando algunos ejercicios.

Luego pasaremos a dos minutos de agua fría donde el pie estará en reposo. Hacer cuatro ciclos. El expandir y contraer los vasos sanguíneos nos ayuda a bombear sangre a la zona lesionada.

X