¿cuánto hemos dejado de entrenar durante el confinamiento?

Una de las mayores obsesiones de los deportistas durante estos días de confinamiento es pensar en todo lo que estamos dejando de entrenar.

Con todo el calendario a corto plazo cancelado no hay objetivos en el horizonte, en mayor o menor medida la pereza se adueña de nosotros y además entrenar indoor no nos ofrece las mismas satisfacciones que hacerlo fuera.

De ahí que todos tengamos la sensación de estar entrenando menos. Así que la pregunta que hacerse, una vez que ha transcurrido prácticamente un mes de la cuarentena, es fácil: ¿cuánto hemos dejado de entrenar?

Garmin, líder mundial en distribución de pulsómetros y relojes deportivos, ha tratado de buscar respuesta.

Nos movemos menos

Analizando los datos de Garmin Connect, desde la compañía norteamericana se apunta a un descenso masivo en el número de actividades colgadas durante la segunda quincena de marzo en países como China, Italia o España.

Estamos observando un cambio notable en los tipos de actividades que la gente está haciendo“, afirman desde la marca, “reflejando un giro sin precedentes en lo que se refiere al ejercicio y actividades típicos en primavera“.

Si analizamos el volumen de pasos dados, se está andando un 9’4% menos que el 1 de marzo, con un marcado descenso a partir de mediados de mes.

Foto: Garmin

Utilizamos menos la cinta de correr

En época de confinamiento se podría esperar un incremento de la actividad de las cintas de correr, pero no es así.

Este descenso de prácticamente el 80% se entiende de dos maneras: en primer lugar los gimnasios están cerrados, con lo que todos aquellos deportistas que entrenaban el running indoor, ahora no lo están haciendo.

Si analizáis el gráfico de 2019, se ve cómo de importante es el gimnasio para el volumen de actividades de running indoor: es cíclica dentro del mes, con cuatro caídas drásticas. Estos descensos se relacionan con los fines de semana, en los que muchos gimnasios reducen su apertura, e incluso cierran.

Por otro lado, aunque el mercado de cintas de correr también se ha quedado sin existencias, su venta no está tan popularizada como la de los rodillos, así que la gente que se ha incorporado a esta actividad indoor de manera doméstica lo ha hecho en menor porcentaje que en el caso del ciclismo.

Pedaleamos más (indoor)

Porque, si hay una actividad que está en expansión, esa es el ciclismo indoor. “Los ciclistas han vuelto a sus cuevas del dolor para continuar con sus rutinas“, escriben desde Garmin.

Según sus datos, la actividad sobre el rodillo ha aumentado un 64% en la segunda mitad del mes, teniendo en cuenta que en el mismo periodo de 2019, cuando ya el buen tiempo permitía rodar en exterior, esta actividad descendió un 20%.

Foto: Garmin

Y obviamente, no nadamos

Si hay un segmento en el que la respuesta al “¿cuánto hemos dejado de entrenar?” es “todo”, es en la natación.

Con el cierre de las piscinas, solo los afortunados que cuenten con una piscina particular pueden continuar con sus rutinas. De ahí que el frenazo en la natación haya sido rotundo.

Foto: Garmin

El dato esperanzador

No obstante, pese al cierre de los gimnasios, desde Garmin apuntan a un mantenimiento de la actividad de cardio, e incluso un incremento del 18% con respecto a principios de marzo.

Y esto solo sugiere una cosa: “más gente está haciendo ejercicio, y están encontrando nuevas formas de hacerlo, con o sin material“.

Así que la respuesta a la pregunta ¿cuánto hemos dejado de entrenar? tiene una respuesta positiva: “mucho menos de lo que aparenta“.

Puede que hayamos bajado volumen de ciertas disciplinas -running y natación-, pero estamos equilibrando aumentando de otras -ciclismo indoor y cardio casero-, con lo que la vuelta al exterior no será tan traumática como a priori podíamos esperar.

Fuente

X