Desafío Castilla y León, primera prueba de MD que se dispute en España, a 25 dorsales del sold out

El próximo 16 de agosto tendrá lugar la VII edición de Desafío Castilla y León.

La prueba, que cuenta este año con el patrocinio de Enervit, se celebra en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco.

A priori sería una más del calendario de pruebas nacionales de media distancia, nada reseñable, ya que por su propia naturaleza de ser una prueba muy familiar, cercana y taxativa con el drafting, apenas superaría los 200 participantes.

Pero este año es distinto. La pandemia mundial ha hecho que, con todas las autorizaciones sanitarias y de seguridad ya confirmadas, vaya a ser la primera prueba de media distancia que se celebre en nuestro país.

Esto no ha sido ajeno a los deportistas, que tras ver cómo mes tras mes se cancelaban pruebas, tienen ansias de volver a ponerse un dorsal. “Tenemos gente inscrita hasta de Málaga o de Almería“, reconoce Luis Ángel Fernández, director de carrera.

Pese a que podría haberse aprovechado de este interés e incrementar el número de dorsales, ha preferido continuar con la línea de otras ediciones y no pecar de masificar el circuito. “Cuando terminó el confinamiento comenzó a apuntarse la gente, del orden de ocho o diez al día“, afirma, “pero puse el límite de 300 inscritos, 215 para el Half y 85 para el Olímpico sin drafting“.

En este contexto, el Olímpico colgó hace unos días el cartel del Sold Out y para el Half solo quedan 25 dorsales. Al ritmo que va, esta semana estarán vendidos todos.

Estrictos con el drafting

Con un circuito ciclista a tres vueltas y apenas 200 personas compitiendo al mismo tiempo, una de las notas características de la carrera es la ausencia de drafting.

Hay que tener en cuenta que Luis Ángel, además de organizador de la prueba, es director de jueces de la Federación Castellano y Leonesa, lo que invita a pensar lo poco flexible que es con esta lacra que asola el triatlón de media y larga distancia.

Creo que nadie se puede quejar de haber visto drafting en Rioseco“, reconoce.

La incógnita de los PROs

La cita ha contado, en ediciones anteriores, con presencias de renombre: Gurutze Frades, Ander Okamika o Carlos Aznar han cruzado la meta en primera posición, y figuras como Cristóbal Dios, Diego Paredes o Víctor González han subido al podio.

Para este año, con la coincidencia en el tiempo con Embrunman y The Championship, no estaba previsto contar con un cartel amplio de élites, pero la cancelación de la prueba en Samorin puede hacer cambiar la tesitura, y que algún PRO con ganas de competir decida acercarse a tierras vallisoletanas.

A los ya confirmados Carlos Aznar, Eneko Elosegui y Jaime Menéndez de Luarca -en la prueba masculina- podrían unirse en próximos días nuevos nombres.

De una manera u otra, los populares tendrán que andar rápidos. Las inscripciones, a través de la Federación.

Fuente

X