¿Es mejor la dieta líquida o la dieta bajas calorías?

El año pasado, la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes solicitó una investigación al experto en nutrición John Sievenpiper, con el objetivo de comparar la efectividad de dos tipos distintos de dietas: líquida o bajas calorías. A lo largo de 24 semanas, el equipo de Sievenpiper analizó a 961 voluntarios.

Para el grupo que siguió la dieta líquida, ésta representó aproximadamente el 20% de la energía diaria ingerida. Los resultados, publicados en Diabetes Care, demostraron que reemplazar ciertas comidas por una dieta líquida permitió a los voluntarios reducir hasta tres kilos más.

“Lo que esto sugiere es que hay una herramienta más para que los pacientes con diabetes alcancen sus objetivos de pérdida de peso. Esta es sólo otra forma de hacerlo, pero quisiera enfatizar que no hay una manera mejor que otra. El método más adecuado es aquel que cada uno es capaz de seguir y sostener”, analizó el experto en nutrición.

Por lo tanto, el uso de alimentos líquidos dentro de una dieta estructurada puede ser una solución viable al reemplazar una o dos comidas cada día, y al complementarse con frutas, verduras y nueces, para lograr así una ingesta calórica diaria específica.

Si bien los expertos analizaron otros parámetros, como la grasa corporal, la circunferencia de la cintura y la presión arterial, sólo se observó una influencia mínima en estos casos. “Las dietas líquidas podrían ser una forma de conseguir bajar de peso y una herramienta para lograr una dieta más saludable, que sirva para no recuperar los kilos de más”, concluyó Sievenpiper

Source link

X