Jan Frodeno sobre Kona: “es muy optimista que mucha gente siga hablando de la clasificación”

A lo largo de las últimas semanas han sido muchas las voces que han puesto en duda la celebración del Campeonato del Mundo de IRONMAN.

Javier Gómez Noya, por ejemplo, reconoció en uno de sus primeros Instagrams Live que “viendo como están las cosas en Norteamérica, que no parece que lo vayan a solucionar a corto plazo, no sé si en octubre se va a poder viajar a Hawaii“.

Estados Unidos, con restricciones al tráfico

Teniendo en cuenta que Estados Unidos es, por el momento, el país más afectado por la crisis del COVID -superando los 60.000- parece muy improbable que a corto plazo no solo se vaya a permitir al organización de eventos, si no también la participación extranjera.

Recordemos que ahora mismo el tráfico aéreo está suspendido de manera indefinida, y que el país norteamericano aún está en fase de incremento de contagios.

Hawaii, el estado en el que se celebra tradicionalmente el Campeonato del Mundo de IRONMAN, ha impuesto fuertes restricciones a la entrada de visitantes, a quienes obliga a pasar catorce días de cuarentena antes de hacer vida normal.

En este escenario se ha pronunciado Jan Frodeno. El alemán participó este martes en un Instagram Live para la cadena alemana ZDF. “Uno tendría que llegar allí en septiembre. Creo que es muy optimista que mucha gente siga hablando de la clasificación“.

Partiendo de esta premisa, el tres veces Campeón del Mundo de IRONMAN trata de pensar lo menos posible en el futuro, y plantearse los días como una pretemporada.

Mi objetivo ahora es mantener cierto nivel de forma por si en dos meses cambia la situación poder acelerar y estar al máximo en pocas semanas. Ahora mismo planteo que estoy de pretemporada, al menos, hasta agosto“, afirmaba hace unos días.

Crítica velada a Patrick Lange

No soy quien para decir cómo se ha de disputar la carrera“, decía hace unos días Patrick Lange en una entrevista en Sportschau, “pero 60 o 70 profesionales tendrían un riesgo de infección mucho menor que si se ponen 2.500 personas en la línea de salida“.

El que fuera ganador en Kona 2017 y 2018 proponía entonces un Campeonato del Mundo de IRONMAN sin grupos de edad de cara a asegurar la viabilidad de la prueba en la fecha que está prevista, el 13 de octubre.

Jan Frodeno, sin embargo, no ve que fuera lógico: “sería fantasmagórico“, ha afirmado rotundo el de Canyon. Hay que recordar que hablamos de una cita que cada año reune a más de 2.500 deportistas populares, y que son quienes soportan financieramente todo el circuito.

Fuente

X