Javier Gómez Noya, Campeón del Mundo de Larga Distancia. Pablo Dapena segundo

Se confirmaron los pronósticos y Javier Gómez Noya se ha coronado Campeón del Mundo de Larga Distancia. Y lo ha hecho además en casa, en Pontevedra, donde llevaba nueve años sin competir.

Pero las buenas noticias no acaban ahí: en el podio le ha acompañado Pablo Dapena, que cede a su amigo y compañero de entrenamientos el privilegio de portar la corona a lo largo de esta temporada. Tercero ha sido Kovacic.

Tras una natación recortada, tal como vaticinaban los peores presagios –con un agua a 13’6 grados a las siete de la mañana- Javi ha logrado salir del agua en primera posición. Le seguía Pablo, que gran parte de la carrera ha rodado controlando. Terenzo Bozzone, como también se esperaba, se ha puesto en cabeza poco antes de terminar la primera de las tres vueltas que conformaban el segmento ciclista.

Pero de nada le ha servido al neozelandés, que al poco de bajarse de la bicicleta veía como Javi y Pablo le adelantaban. De hecho Terenzo ha terminado caminando con dolores en los isquios.

“La última vuelta se me ha hecho larguísima, evidentemente no tenía el entreno para esta distancia”, ha comentado el discípulo de Carlos Prieto, que con este acumula hasta nueve entorchados de Campeon del Mundo: cinco en corta distancia, dos de IRONMAN 70.3 y uno de Xterra al que añadir este de Campeon del Mundo de Larga Distancia.

Fuente

X