Kilian Jornet: “Aún puedo estirar un poco más mi límite”

El secreto de su éxito es que se siente parte de la montaña. La ama y cuando corre se fusiona en ella… y ella le acepta

Cuando habla parece imposible que en la montaña sea el gran dominador. Pausado, sincero, muy centrado y esbozando una tímida sonrisa, Kilian Jornet no tiene rival en la montaña¿ pero, haciendo gala de su humildad, asegura que es sólo “porque es donde me expreso mejor”.

Solo tienes 23 años y ya lo ganas todo. Mucha motivación¿

La motivación sale de salir a entrenar cada día y ver que no estás rodeado de casas sino de un paisaje impresionante y que te fusionas con la naturaleza. Ver que formas parte de ella es lo que hace que cuando estás corriendo quieras ir más allá para descubrir qué hay detrás de aquella montaña o de aquel pico.

Tú realizas pruebas infrahumanas para el resto de mortales.

En el fondo creo que cada persona tiene sus límites. Puede que para mí un límite sea correr 280 kilómetros y para otro 70, pero la sensación será la misma. La emoción que sentirá esa persona cuando haga los 70 kilómetros será la misma que la mía al hacer los 280.

¿Dónde está tu límite?

Te das cuenta de que cada vez está más lejos. Es jugar con la hoja de una espada. Intentar acercarte al máximo sin caerte, pero nunca sabes dónde está exactamente el punto para no caer. El cuerpo y la mente se van adaptando y cada vez lo alejan más. Creo que todavía lo puedo estirar un poco más.

Tienes un palmarés de vértigo¿¿La victoria que más valoras?

Ninguna y todas. Yo soy de no mirar el pasado porque creo que debes mirar siempre para adelante. Una victoria muchas veces se valora más por lo que ha significado, pero las que más valoras son aquellas que más te han costado y en las que la emoción haya sido más grande. No es una posición en la carrera sino lo que tú te plantees como victoria.

¿Se aprende más de las derrotas que de las victorias?

Sí porque a una victoria es muy difícil sacarle los puntos negativos. Tu estás muy satisfecho, contento, pero no le sacas nada para mejorar. Es muy difícil. En una derrota es mucho más fácil. Sabes exactamente dónde has fallado, cuáles son los puntos difíciles que debes mejorar para que no vuelva a ocurrir. Al final las derrotas son mucho más importantes que las victorias.

¿Dónde has sufrido más?

Al abandonar una carrera. Es el peor momento.

De pequeño quería ser contador de lagos…

Lo quería ser porque me pasaba el día en la montaña. Vivimos en el refugio de Cap de Rec el patio de casa no era de cemento sino la montaña. Dentro de este mundo los lagos siempre me han gustado mucho y de pequeño lo que quería era contarlos, medirlos…

Corriendo te sientes vivo, pero al final lo que haces es competir.

La competición es la excusa. El trabajo no lo veo como un entrenamiento sino como ir a disfrutar. Eso es lo que te hace vivir. Salir y disfrutar cada día.

¿Eres el deportista total?

No, yo solo esquío o corro y creo que cada persona tiene unas capacidades y unos valores, pero no por tener estos eres mejor que los demás. Nunca he considerado que una persona es más por el hecho de que se le dé más bien una cosa que otra.

Insistís mucho en promocionar este deporte… esto significaría más competencia. ¿Te gustaría?

Claro que sí. Los competidores es lo que buscamos. Encontrar el máximo nivel. Cuanto más ajustadas son las carreras más disfrutas también de la competición. Una carrera que ganas fácilmente o que en la línea de salida ya sabes que a no ser que haya algún problema vas a ganar, en meta estás contento pero nada más. En una carrera que cuesta, que sufres, que es difícil, en la meta, si sale bien, la emoción es mucho mayor.

¿Quién sería Kilian Jornet en el tartán?

Ni me lo planteo. No me imagino corriendo en una pista o por asfalto. No va conmigo.

Ahora también eres escritor.

No, mi terreno de juego es la montaña y allí me puedo expresar muy fácilmente. La verdad es que ante una hoja en blanco cuesta mucho más. Pero tenía ganas de hacerlo yo porque era más importante explicar emociones y sentimientos y lo que te motiva a correr.

Una vez escrito… ¿Nos recomiendas tu libro `Correr o morir¿?

Deben decirlo los lectores pero creo que sí. La gente que corre se verá reflejada y la que no, entenderá mejor porque lo hacemos y se motivarán para empezar a correr.

Tercero en ventas de `no ficción¿ el Día de Sant Jordi….

No lo esperábamos. Cuando lo escribí me sirvió mucho a mí para poder ver en perspectiva todo lo que estaba haciendo, para poder entender más la actividad, pero ni yo ni la editorial esperábamos que tuviera tan buena acogida. Esto significa que la salud de este deporte está bien y que cada vez hay más gente que está interesada en el trail-running.

¿Has hablado con lectores?

Sí, ya sea directamente en las carreras o vía mail, facebook. A la gente les sirve de motivación, les sirve para salir a correr y esto es lo que hace más ilusión.

¿Te gusta tener la responsabilidad de ser la cabeza visible de este deporte?

La verdad es que no me gusta porque nunca me he considerado mejor que los otros corredores. Preferiría estar en la montaña entrenando pero sí que me enorgullece que cada vez haya más gente que lo practica y puedas motivar a más personas.

 

 

Fuente: Sport.es

X