Kilian Jornet rompió el récord en el Aconcagua

Kilian Jornet, un catalán de 27 años, realizó hoy una proeza histórica en el Cerro Aconcagua. Para el resto de los mortales es difícil de creer, pero Kilian subió y bajó el Coloso de América corriendo en 12 horas 49 minutos y batió un nuevo récord mundial.

Este español, gurú del running, llegó a nuestra provincia el 8 de diciembre pasado. Al día siguiente ya estaba instalado en la base del Aconcagua.

Desde el día de su arribó hasta hoy, Jornet alcanzó cuatro veces la cumbre de la montaña: dos ascenso fueron “tranquilos”, de reconocimiento, para encontrar una ruta adecuada.

La tercera fue el jueves. Ese día encendió su cronómetro y arrancó hacia el techo del continente con la intención de convertirse en el hombre récord. Pero en su regreso, fuertes ráfagas de viento lo obligaron a abandonar.

Finalmente hoy, el buen clima le permitió comenzar, a las 5 de la mañana y desde Horcones, su cuarto ascenso y su segundo intento por bajar las 15 horas y 42 minutos que el año pasado estableció el portugués Carlos Sá.

Aproximadamente a las 17.49, Kilian regresó a la base, paró su cronómetro y el tiempo que mostraba lo llenó de emoción: 12 horas 49 minutos y un nuevo récord mundial.

El catalán, para poder alcanzar estos increíbles tiempos, tiene que subir a un alto ritmo y bajar corriendo.

Kilian no viaja solo, en todos sus ascensos lo acompaña un equipo de tres personas, su compañera Emelie Forsberg y Seb Montaz y Vivian Bruchez, dos documentalistas, encargados de capturar todo lo que ocurre en las alturas.

“Summits of my life” (cumbres de mi vida), el proyecto de Kilian

Luego de obtener numerosas medallas en trail running, disciplina que consiste en correr “fuera de pista” por senderos de montaña u otras elevaciones, Jornet encaró el proyecto “Summits of my life” (cumbres de mi vida), en el cual viene trabajando desde hace cuatro años.

La intención es que la experiencia vivida en cada una de esas cumbres quede plasmada en películas, mientras que el sustento de la hazaña son ciertos valores que él promueve que tienen que ver con una mirada particular de la vida que trasciende lo deportivo con frases como “fracasar es no intentarlo” y “tomar riesgos no es apostar, es evolucionar”.

Jornet entiende la montaña de manera purista y minimalista: “Respetando el entorno, no molestando a aquellos que viven en ella. Utilizar el mínimo material implica que tenemos que ir más deprisa, y por lo tanto dejar menos huellas”, explicó el deportista a Los Andes.

Se realiza generalmente en zonas agrestes donde el terreno no está preparado para tal fin, a diferencia de lo que ocurre con la práctica del senderismo, mientras que los desniveles y la distancia recorrida son los aspectos distintivos de este deporte.

El español contó que “el proyecto surgió en 2012. Se trata de algo personal, donde intentamos batir récords de velocidad en montañas alrededor del mundo en un estilo puro.

Hasta ahora hemos conseguido récords en el Mont Blanc y en el Cervino, además del de hoy. El proyectose terminará con el Everest, que intentaremos en 2015. Cada año hemos hecho una película que recoge las aventuras vividas. Este 2014 hemos presentado “Déjame vivir”.

Pronto, sus dos compañeros y camarógrafos editaran y publicarán la hazaña en nuestra provincia.   

Fuente: Los Andes

 

X