Lionel Sanders, primera gran baja para Kona 2019

Tal como apuntábamos hace apenas unos días, la lesión que apartó a Lionel Sanders de Ironman 70.3 Oceanside era más grave de lo que aparentaba. Hoy se han confirmado los malos augurios y todo apunta a que el canadiense, subcampeón en 2017, no estará en el próximo Campeonato del Mundo de Ironman.

Tras tres semanas probando distintos tratamientos para aliviar lo que creía que era un nervio pinzado, decidí acudir a un especialista“, comenta el de Skechers en su cuenta de Instagram. “Aunque los síntomas no eran de fractura en el sacro, ordenó una resonancia magnética que lamentablemente dio positivo“.

Qué es una fractura de estrés del sacro

Como apunta David López Canapé, médico deportivo, el síntoma principal de una fractura en el sacro es dolor en la región glútea al correr, caminar o incluso estar de pie. “Me tomé tres semanas de descanso, masajes, fisioterapia y aunque mejoraba, me dolía mucho” apunta él mismo en su publicación, tras renunciar tanto a Oceanside como al próximo Ironman Texas.

Es una lesión que viene básicamente por la acumulación de kilómetros, aunque suele confirmarse por algún tipo de golpe. “Hablando con mi padre recordé que el pasado 18 de marzo fui a coger agua de una fuente. Mientras bebía, perdí el equilibro y me caí de culo. La vergüenza era mayor que cualquier dolor, así que inmediatamente me subí a la bici y me marché“. “El médico cree que el hueso ya estaba debilitado, y que la caída terminó de fracturarlo“.

Ver esta publicación en Instagram

Sorry for the silence. It has taken me quite a while to get some definite answers. After 3 weeks of trying different healing modalities with no success, for what I thought to be a nerve impingement, I finally went to see a sports doctor. Though the symptoms weren’t indicating a fracture, he ordered an MRI to rule it out 100%. Sadly the MRI came back positive for a sacral fracture. On March 19th I did a brick workout where my glute started to hurt. I didn’t do a warmup for the run portion, and figured I had stepped a little funny and aggravated my sciatic nerve. Three weeks of rest, massages, physical therapy and though it was getting better, it was still too painful to run. I got the MRI back and called my mom to tell her the news and she asked me if I had fallen. This then reminded me that on my bike workout on March 18th I rode up to a water fountain and tried to be cool and balance at the fountain while taking a drink. I lost my balance and fell over directly onto my hip/butt, without having time to unclip. The embarrassment was far greater than any pain, so I immediately got back onto my bike and rode away. The next day I became symptomatic. The doctor thinks the bone was likely already weakened to fracture under this sort of trauma. Then the next couple of day’s training took it completely over the edge. Unfortunately, I am off running for 9-12 weeks. There is always a silver lining though, and I will take this time to work hard on my swim, and other deficiencies that could have contributed to this injury. We plan to document the whole process. You can mark my words that on the other side of this thing, I will be a stronger and better athlete. I want to sincerely thank all of my friends, family and sponsors who have been incredibly supportive in what has been a tough last couple of weeks. #nolimits

Una publicación compartida de Lionel Sanders (@lsanderstri) el

La recuperación, de mínimo tres meses

De cara a la recuperación, es lenta, aunque de pronóstico bueno, al ser un hueso esponjoso y una zona de poco movimiento. Antes que Sanders, Ben Hoffman y el propio Jan Frodeno sufrieron lesiones similares a finales de la pasada temporada y ambos están en la primera línea de nuevo. Según apunta López Canapé, debe evitarse la carrera y caminar demasiado durante un tiempo variable que va de las seis a ocho semanas. Sanders va más allá: “Estaré sin correr entre nueve y doce semanas“.

En este impás de tiempo, que nos lleva a principios de agosto, sí podrá entrenar la natación y algo la bicicleta. “Trabajaré duro, tanto en la piscina, como en las deficiencias que pueden haber contribuido a esta lesión“.

Kona 2019, prácticamente imposible

Sanders no tenía cerrada la clasificación para Kona, y a tenor de los plazos todo indica que se va a quedar sin tomar la salida el próximo 12 de octubre. El nuevo sistema de clasificación instaurado esta temporada obliga a prácticamente ganar una prueba del circuito antes de septiembre, lo que le deja un margen de maniobra muy pequeño de cara a la recuperación.

La última prueba que puede darle el pase sería Ironman Mont Tremblant, donde el año pasado ocupó la segunda posición, el 18 de agosto, apenas unos días después de que haya recibido el alta. Antes de esta prueba, tendría Tallin el 3 de agosto y Canadá el 28 de julio. Ambas parecen demasiado pronto. Más si tenemos en cuenta las referencias de los citados Hoffman y Frodeno, que han necesitado de siete meses para volver a competir al primer nivel. No obstante, Sanders no pierde las esperanzas: “Podéis recordar lo que digo: cuando esto pase, seré un triatleta más fuerte y mejor“.

Ójala recupere lo más pronto posible y le veamos dando guerra de nuevo por la Queens K.

Fuente

X