El belga Stefaan ENGELS ha terminado con éxito el reto que se propuso

El belga Stefaan Engels ha terminado con éxito el reto que se propuso a principios del año pasado, completar un maratón diario durante 365 días.

El llamado “MarathonMan” ha alcanzado con ello el récord Guinness de mayor número de maratones disputados consecutivamente, con una cifra de 365 maratones en 365 días.

El último lo realizó en Barcelona el pasado 5 de febrero de 2011.

Ha pasado por numerosas ciudades en su periplo, como Berlín, Madrid y Nueva York.

Engeels ha tratado con ello de animar a la gente a acompañarlo en sus maratones, aunque fuera solo por unos kilómetros.

Todos ellos recibieron algún obsequio acreditativo de la distancia recorrida.

Ahora bien, toca debatir el caso de este belga, de 49 años, que no es deportista de elite, que realizó esta gesta a lo largo de los 15.401,74 km.

Stefan se propuso, mediante su reto, animar a la gente a sentirse mejor con el “ejercicio”.

Pero, ¿puede ser un ejemplo correr 42 kilómetros diarios?

Como él mismo señala en su página web, “¿Qué es peor? ¿Correr 365 maratones o una comer una bolsa de papas fritas todos los días delante de la televisión?

Él dice:

“No haría esto si no tuviera una base de entrenamiento (ya he corrido 60 maratones y 36 triatlones de larga distancia).

El secreto es correr despacio, para mantener una frecuencia cardiaca de entre 100 y 110 pulsaciones por minuto.

Mi estructura ósea me lo permite, ya que soy muy robusto.

Quiero saber si mentalmente puedo ser capaz.

Si yo puedo correr 365 maratones seguidos nadie puede tener excusas para practicar deporte”.

La “cara B” de la historia, no obstante, debe ser analizada:

¿Es conveniente someter a nuestro organismo a tal estrés?

¿Cuánto sufren las articulaciones, los músculos y los órganos internos?

Pese a realizar esta actividad a velocidades lentas, son demasiadas horas sin olvidarnos del descanso, tan necesario para el corredor como el ejercicio.

Por supuesto, hay que tener objetivos, pero siempre realistas, asequibles y que no supongan un deterioro para nuestro organismo, de nuestras relaciones sociales y nuestra vida familiar.

De media, Stefan Engels ha tardado 4 horas y 15 minutos en finalizar cada uno de sus maratones: un runner no puede asumir algo así sin faltar a sus obligaciones.

¿Se puede tomar como ejemplo saludable algo que no es realista, ni saludable para alguien que no esté preparado?

La pregunta es:

¿Es este un ejemplo a seguir de deporte saludable?

¿Te animás a correr el reto de “MarathonMan”?

¿Cuál es tu opinión al respecto?

Podés dejar tus comentarios escribiendo a info@pegasopatagonia.com.ar.

Fuente: marathonman365

X