Michelle Vesterby encara la recta final de su embarazo en bicicleta

La triatleta Michelle Vesterby ha entrado ya en su tercer trimestre de embarazo y la cuenta atrás ha comenzado. A pesar de todo, sus volúmenes de entrenamiento siguen siendo cuanto menos, “curiosos”, para el resto de los mortales. Con 10 kilos por encima de su peso habitual, la triatleta se ha metido casi 18 horas de entrenamiento en la semana 29 de embarazo y, a pesar de su avanzado estado, sigue haciendo bici como buenamente puede para evitar el rodillo, aprovechando el buen tiempo que está haciendo durante este mes de febrero incluso en Dinamarca, de donde es originaria. No es, desde luego, la posición más cómoda para una embarazada, pero la triatleta danesa parece que se ha propuesto llegar hasta el final del embarazo nadando, pedaleando y corriendo.

Su historia ya se ha hecho más que famosa en todo el mundillo aficionado al triatlón. Tras descubrir al llegar a Kona que estaba embarazada, la danesa participó en el Campeonato del Mundo Ironman y terminó en el puesto 27 con un tiempo de 9:27:56 y acabando la maratón en 3:31:57. Tan solo 15 semanas después de competir en Hawaii, Vesterby volvía a tomar la salida en Ironman Cozumel el pasado mes de noviembre.

A partir de entonces, Vesterby ha ido publicando en su cuenta de Instagram las horas semanales que dedica a cada una de las tres disciplinas a partir de la semana 17 de embarazo y seguimos quedándonos asombrados por la cantidad de tiempo que sigue metiendo. Su médico y entrenador son los más indicados para aconsejar cuál es el volumen e intensidad de entrenamiento adecuados para garantizar la salud del bebé, pero lo que está claro es que corta de horas no va:

 

  • Semana 17: 23 horas
  • Semana 18: 21 horas
  • Semana 19: 22 horas
  • Semana 20: 23 horas
  • Semana 21: 21 horas
  • Semana 22: 19 horas
  • Semana 23: 23 horas
  • Semana 24: 29 horas
  • Semana 25: 30 horas
  • Semana 26: 23 horas
  • Semana 27: 13 horas
  • Semana 28: 18 horas
  • Semana 29: 17 horas

Fuente

X