Mo Farah buscará hoy el récord de la hora

Han pasado tres años desde la última vez que Mo Farah pisase una pista para competir.

Fue en Birmingham, donde un 20 de agosto de 2017, ganaba la prueba de 3.000 metros en 7:38:64. El británico abandonaba entonces las zapatillas de clavos para centrarse en el maratón, donde no ha podido rendir al nivel que se esperaba.

No obstante, a sus 37 años, quiere darse una segunda oportunidad en el tartán y hoy viernes buscará su primer récord del mundo en Bruselas, donde competirá dentro de la Diamond League.

Mo Farah, a batir un récord de 2007

Tal como anunciaba a finales de junio, el objetivo de Farah no será otro que el récord de la hora de Haile Gebrselassie, establecido hace trece años en Ostrava.

La distancia final del etíope fue de 21,285 km, un promedio de 2:49 por kilómetro. El reto es accesible para el que fuera discípulo de Alberto Salazar, que el año pasado fue capaz de ganar la Great North Run con un tiempo de 59:06.

Además hay que contar con que las zapatillas que utilice en el reto serán de última generación, aunque sin caer en el error de Sondre Moen de hace unas semanas.

Descubre todas las ofertas de Nike

Enemistado con Gebrselassie

Sin duda alguna, Mo Farah tendrá extra de motivación esta tarde sabiendo que el poseedor del récord es Gebrselassie.

Ambos se enemistaron, con pelea dialéctica incluida, el pasado año poco antes de la disputa del Maratón de Londres.

Gebrselassie acusó a Farah de “difamar” su reputación y sus negocios tras ver cómo este denunciaba que le habían robado un reloj, dinero y dos teléfonos en un hotel propiedad del etíope durante su estancia de dos meses y medio preparando los 42K londinenses.

Mo Farah y Haile Gebrselassie

Alguien cogió la llave de recepción, entró en mi habitación, se llevó el dinero, el reloj que me regaló mi mujer y dos teléfonos“, aseguró el británico por entonces.

Sin duda alguna significaría mucho para mí“, ha reconocido sobre la carrera de esta noche Farah.

Las razones para volver a la pista

En ciertas cosas de la vida tenemos que ser honestos con nosotros mismos y decir la verdad“, ha afirmado el de Nike, que ganó cuatro títulos olímpicos y siete mundiales en 5.000 y 10.000 metros.

“Quería algo que me emocionara, así que probé el maratón. Rompí el récord europeo. Estuvo bien, pero no estaba tan emocionado como en la pista” reconocía en una reciente entrevista. “Esa es la razón por la que he elegido volver. Realmente lo echo de menos. Es agradable estar de vuelta“.

Los mejores días de Farah seguramente ya han pasado, pero él insiste en que aunque tenga 38 años cuando se celebren los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo julio, espera tener una oportunidad de ganar una medalla en vivo.

“Es un año extraño para todos nosotros. Los Juegos Olímpicos no se han celebrado, pero probablemente sea algo bueno para mí. Significa que puedo volver a la pista, volver a correr y recuperar mi confianza antes de tener una oportunidad allí“.

Fuente

X