Objetivos alcanzados, descanso y nuevas metas

Hacer Running, o cualquier otro deporte, implica ponerse objetivos y trabajar para lograrlos. Quizás nos propusimos grandes cosas como correr una Maratón, un Ultra, mejorar nuestra marca en una distancia específica o bajar de peso, y luego de mucho trabajo lo hemos podido alcanzar. ¿Pero ahora qué? .

Muchas veces después de haber invertido tanto tiempo en estos objetivos y haber pasado la euforia de conseguirlos, sentimos un vacío, una carencia de metas que puede generar desmotivación para continuar entrenando.

Pero acá te dejo algunos consejos para sobrellevar esta situación:

  • Tomate un descanso:

Una o dos semanas de recuperación vienen bien para darle un respiro al cuerpo luego de tanto entrenamiento, y a la vez que disfrutas del triunfo alcanzado.

  • Hacé entrenamientos relajados y que disfrutes más:

Salí a entrenar sin una rutina rigurosa, sin objetivos de ritmos, distancias, ni tiempos. Simplemente salí a correr, cuando tengas ganas de caminar, caminá. Hacé entrenamientos distintos a los que venias haciendo, andá por lugares lindos y que quizás no fuiste nunca. Salí a descubrir nuevas rutas.

  • Tomate un tiempo para pensar en nuevos objetivos:

Te recomiendo que busques algo distinto; si venias corriendo todo en calle, ¿Por qué no proponerte correr una de aventura?; si acabas de correr una Maratón, ¿Por qué no te pones como objetivo mejorar tu marca en los 10k?.

Hablá con tu entrenador y apoyate en tu grupo de entrenamiento. Ellos te conocen bien y podrán ayudarte a encontrar una meta ideal para vos y a motivarte para que sigas disfrutando de este hermoso deporte.

 

 

X