¿Por qué sudas más a medida que tu forma física mejora?

No, no te lo estás imaginando. Si has estado entrenando duro, lo más seguro es que sudes más. Te explicamos por qué ocurre esto y cuáles son los demás factores que influyen en la sudoración.

Si piensas en dos personas con diferentes condiciones físicas entrenando juntas, es probable que visualices a la persona menos delgada sudando abundantemente mientras que a la persona delgada se ve fresca como una margarita.

Sin embargo, te sorprenderá saber que las personas con mejor forma física son también las que más sudan. La razón que explica esto viene de la regulación del calor.

Producción de calor y disipación

No importa cuánto intentes mejorar tu técnica, el ejercicio físico no es realmente eficiente a nivel fisiológico. La mayor parte de la energía que se quema al hacer deporte se convierte en calor y no en movimiento.

Por eso, incluso en los días más fríos en los que necesitas un buen abrigo para mantenerte caliente cuando estás inactivo, puedes salir a correr o a pedalear con ropa ligera sin miedo a congelarte.

Esto supone un problema, porque la temperatura del interior de tu cuerpo tiene un intervalo de variación muy pequeño y un sobrecalentamiento puede poner en riesgo tu vida.

Un incremento de temperatura de 37º a 40º es suficiente para ocasionar problemas serios, así que tu cuerpo tiene que ser capaz de liberar al exterior el calor sobrante que generas para poder entrenar con intensidad durante periodos largos de tiempo.

La sudoración es la herramienta más efectiva que tiene el cuerpo de disipar el calor ya que la evaporación de agua se lleva consigo gran cantidad de energía.

Esto explica por qué sientes mucho frío cuando sales de una piscina o del mar, incluso en un día caluroso. La capa de agua que te cubre se evapora muy rápido llevándose el calor con ella.

¿Cómo se adapta tu cuerpo a medida que ganas forma física?

El principal efecto secundario de mejorar tu condición física es que empiezas a quemar más energía más rápido y, por lo tanto, puedes mantener una intensidad de entrenamiento más alta durante un periodo de tiempo más largo.

Como la producción de calor está relacionada con la intensidad del ejercicio, tu cuerpo producirá más calor a medida que tu forma física mejore y también necesitará disipar ese calor de una forma más eficiente para bajar la temperatura interna.

Tu cuerpo empezará a bajar la temperatura en la que empieza a sudar (empezarás a sudar como anticipación al hecho de que tu temperatura corporal va a aumentar cuando empieces a entrenar). También incrementará la tasa general en la que el sudor se produce. 

sudor deporte femenino running auriculares deporte
Foto: Envato Elements

Es simple, a medida que tu condición física mejora puedes entrenar con más intensidad y al mismo tiempo producirás más calor, a lo que tu cuerpo responderá reforzando su capacidad de sudoración empezando a sudar antes para reducir el riesgo de sobrecalentamiento. 

Vamos a retomar la imagen de los dos atletas con diferentes condiciones físicas. Si cogemos a un corredor de maratón de élite y a alguien que acaba de empezar a entrenar y les ponemos a correr un kilómetro y medio en nueve minutos, seguramente será una intensidad muy baja para el corredor de élite en comparación con su mejor marca. Pero, seguramente, también sea la mayor intensidad que el novato puede dar.

En este supuesto el principiante sudará más porque, en relación, está trabajando más duro. Pero si hacemos que el corredor de élite trabaje a una intensidad proporcionada (un kilómetros y medio en poco más de cuatro minutos minutos), sudará más que el principiante porque su respuesta de sudoración está mejor desarrollada.

Otros factores que pueden afectar el índice de sudoración

La forma física no es el único factor que afecta a la sudoración; algunas personas sudan más que otras, independientemente de cuánto entrenen.

La genética juega un rol determinante en el índice de sudor individual, así como el tamaño del cuerpo- las personas más voluminosas suelen producir más sudor que la gente más pequeña por el mero hecho de tener mayor superficie y más masa muscular que genera calor.

Los hombres, de media, también sudan más que las mujeres. Aun así, las razones no están del todo claras, aunque han sido estudiadas. 

Adicionalmente, la aclimatación al calor fomenta un incremento del índice de sudor por la misma razón que la mejora de la forma física lo hace (es un mecanismo para prevenir un aumento de temperatura muy brusco en el cuerpo).

Por último, algunos medicamentos, tratamientos médicos, alimentos y otros factores como el estrés pueden influenciar el índice de sudoración, pero eso te lo puede explicar mejor cualquiera que haya comido curry antes de un examen.

En otras palabras, hay muchos factores que afectan cuánto sudas, y tu forma física es uno de ellos. Si quieres más información para determinar tu índice de sudoración puedes hacerlo en Precision Hydration.

Este artículo, escrito por Lance Watson, fue publicado en Training Peaks el 9 de Junio de 2020.

Sobre Andy Blow

Andy Blow cuenta con varios TOP10 en IRONMAN y IRONMAN 70.3 y un título de Xterra World Age Group a su nombre. Fundó Precision Hydration para ayudar a los atletas a resolver sus problemas de hidratación. Es licenciado en Ciencias del Deporte y del Ejercicio y en su momento fue el Responsable de deportes de equipo de los equipos de Benetton y Renault F1.

Fuente

X