¿Qué hay que tener en cuenta al comprar una bicicleta de triatlón?

En más de una ocasión hemos hablado de lo importante que es tener una bicicleta específica de triatlón, ya sea de corta o de larga distancia.

Todas las marcas, nacionales e internacionales, tienen modelos concreto mucho más aero, que invitan a darlo todo en los cuarenta kilómetros de un triatlón olímpico o en los veinte de un sprint: son más rabiosas y más técnicas. En este sentido, sin duda habréis escuchado en más de una ocasión esa frase de que las bicicletas de triatlón son mucho más divertidas.

Y si hablamos ya de larga distancia, entra en juego un cambio radical de la geometría.

Pero ya hagamos corta, ya hagamos larga, hay que tener determinados factores a la hora de escoger. Y no hablamos del peso, la geometría o los materiales. Hablamos de decisiones mucho más mundanas.

¿Cuántas veces compito al año en triatlón?

La pregunta que desde nuestro punto de vista es más clave de las que vas a leer en este artículo, y que por desgracia muy poca gente se hace.

¿Cuántas veces compites a lo largo del año? Si eres de muy pocas pruebas, pero muy específicas, o estás debutando en este maravilloso deporte (y no te pilla una pandemia de por medio), quizás no hagas más de dos o tres pruebas en todo el año.

Sebastian Kienle ciclocross scott pretemporada
Foto: Jochen Engel

En este panorama, ¿realmente te sale a cuenta una inversión específica en un modelo concreto? Desde nuestro punto de vista no, es mejor orientarse a una bicicleta más versátil y que te sirva tanto para competir en ciclismo, y con amplitud de desniveles, que para triatlón.

¿Cuánto tiempo utilizas la bicicleta a la semana?

En corta distancia es habitual que la bicicleta que tengamos sea la que utilizamos para entrenar y para competir, y da igual que sea en cicloturistas que en triatlones.

De hecho muy poca gente cuenta con dos bicicletas de carretera. Igual que sí se puede tener una mountain bike, una de carretera y una de triatlón, tener dos modelos -uno aero y otro más de montaña- específicos de carretera nos parece destinar mucho dinero a una disciplina concreta.

De ahí que haya que escoger. Y la pregunta es clave: ¿cuánto tiempo le estoy dedicando a la bicicleta a la semana? ¿Es mi disciplina clave, y en la que más rendimiento puedo sacar de los tres segmentos?

Si la respuesta es positiva, sin duda tienes que optar por una bicicleta que sacie las necesidades concretas que pides. Si no… hay muchas opciones donde escoger, y a muy buen precio.

La larga distancia, algo más especial

En larga distancia las dos preguntas que hemos comentado tienen algún matiz distinto. Independientemente del número de veces que compitamos, es más que posible que sí entrenemos muchas horas sobre ella.

Así que le daríamos más importancia al número de horas semanales que destinas a la bicicleta, más que al número de competiciones. Básicamente porque puede haber una o dos en todo el año, pero con el resto de la temporada orientada a llegar en las mejores condiciones.

Y sí, aunque la inversión es importante, si entrenas bastantes horas para larga distancia creemos que es conveniente comprar un modelo específico.

No obstante, también es cierto que si buscas, puedes encontrar ofertas interesantes en el mercado. De hecho recientemente hemos visto un artículo sobre las 5 bicicletas de triatlón más baratas, en el que se puede ver cómo se ha ido ajustando el mercado a precios muy razonables.

Fuente

X