Sara Meloni, con 7 años, récord europeo de su categoría en 5K: 19’33” (3’54″/km)

La jovencísima corredora italiana de 7 años nacidael 18 de enero de 2012, Sara Meloni, y su padre Piernicola Meloni empiezan a ser conocidos más allá de las fronteras de su Italia natal. Fue a principios de junio cuando ambos decidieron, con la tabla de récords europeos en la mano, participar en la carrera Borgo by Night, una carrera de 5 kiómetros disputada en Finalborgo, Savona.

Aunque el recorrido de la prueba tenía subidas y bajadas y no era completamente llano, a Sara Meloni no le pareció demasiado difícil conseguir el récord europeo de su categoría de edad en esta ocasión. Hasta ahora la mejor marca en esa distancia la tenía una niña holandesa de 7 años, Celine Struijvé, que había corrido los 5 kilómetros en un perfil completamente llano en Deventer el 14 de abril de 2019 en 22 minutos y 51 segundos.

Piernicola Meloni es el que mejor conoce a su hija y sabe lo fuerte que puede llegar a correr en competición. Solo tenía que calcular su ritmo de carrera para rebajar el récord de la holandesa sin que Sara se esforzara demasiado. La carrera se desarrolló tal y como padre e hija habían imaginado y la corredora italiana entraba en meta en 22 minutos y 34 segundos, nuevo récord en su categoría de edad al rebajar en 17 segundos el tiempo de Celine.

Error en la actualización de las tablas de récords

La sorpresa para el dúo Meloni llegó cuando solicitaron la homologación de la marca de Sara. Un error en la actualización de los tiempos de las tablas por grupos de edad había obviado el crono de Celine Struijvé, que corrió los 5K el pasado 24 de mayo de 2019 en Oosterbeek en 22’30», es decir, 4 segundos menos que el tiempo de Sara.

Un error que Piernicola Meloni se encargó de hacer saber a los alemanes que terminaron actualizando el registro de la niña holandesa. Mientras tanto, papá Meloni se puso a trabajar con su hija para dejar las cosas claras de quién era la más rápida con 7 años. Mientras tanto, la corredora italiana solo tenía palabras de admiración para su colega holandesa: «Estoy muy contenta de saber que hay otra niña que corre rápido y entrena como yo, espero poder competir con ella algún día, pero mi padre me está buscando otra carrera, quiero correr más fuerte porque quiero conseguir el mejor tiempo!» Dicho y hecho.

Sábado 17 de agosto de 2019, 20 horas, Sara Meloni, junto con su padre y su entrenador Piernicola, toma la salida de la Marina Classic, la carrera de 5 km que se disputa en Marina di Loano. Es otro sábado pero no importa, quien se entrena para conseguir sus objetivos sabe bien que éste es uno de los pocos sacrificios que hay que hacer para alcanzar ciertos niveles en atletismo. Sara lo sabe y para ella competir no es ningún problema, le encanta correr y quiere ser la mejor en todas las distancias a su edad.

Recupera el récord en su categoría de edad sobre 5 kilómetros con un tiempo de 19 minutos y 33 segundos, mejorando en 3 minutos su tiempo anterior. Termina quinta de la general femenina y continúa, poco a poco, escribiendo la historia de una atleta de la que se hablará.

Sara Meloni

Foto: Facebook // Piernicola Meloni

También récord europeo 10K con 7 años

El pasado día 1 de mayo Sara Meloni establecía también el récord europeo en los 10 kilómetros en una prueba disputada en Borghetto Santo Spirito, donde reside con su familia. Sara corría en 44 minutos y 44 segundos, destrozando el récord anterior de la niña sueca de 7 años, Midea Allard, que tenía como marca 47 minutos y 58 segundos, conseguido en Gotemburgo el 31 de diciembre de 2015.

Pero eso no es todo: Sara Meloni batía también el récord en la categoría de 8 y 9 años, también establecidos por la sueca Midea Allard. Y hasta los 13 años no hay registro de ninguna chica que haya marcado tal tiempo en esta distancia.

Sara Meloni

Foto: Facebook // Piernicola Meloni

Su sueño, competir en las Olimpiadas

A pesar de todas las opiniones de expertos y críticos, Sara cada día está más fuerte, demasiado para su edad. Lo gana todo, y a todos, en femenino y masculino, en su categoría e incluso a adultos. Siempre está bajo un cuidadoso control y supervisión médica y crece bien y sana. Sara está muy motivada, le encanta el atletismo como a su padre y a su madre, le encanta correr, marchar, y lo ha mamado desde que nació. Pero la verdad es que tiene un don, un don especial que le permite hacer cosas que no todos pueden hacer. Tiene las ideas muy claras, su sueño es ir a competir a las Olimpiadas y desde que empezó a correr, no piensa en otra cosa. Como niña que es, Sara es muy animada, incansable, inteligente y saca buenas notas en el colegio.

Sara entrena a diario con su padre desde hace años en el paseo marítimo de Borghetto. Después de salir del colegio, incluso en invierno, ambos preparan las carreras que cada domingo corre la pequeña. De norte a sur de Italia ha participado en varias pruebas, como el trofeo de Marcia, el Frigerio, el Fulvio Villa, el Trofeo Puglia. Dondequiera que va, gana. Sin contar las carreras fuera de Italia: también ha corrido en España e Inglaterra. Durante los meses de verano, todos los domingos intenta competir en carreras de 10 kilómetros  junto a adultos con una normalidad y facilidad impresionante.

Fuente

X