Sebastian Kienle, primera sanción por drafting de toda su carrera: 5′ en el penalty box

«La foto muestra el momento exacto en que mi carrera en St. George se fue a la mierda«. Así de contundente se muestra un Sebastian Kienle ante la primera penalización por drafting de toda su carrera. En su vuelta a la competición tras siete meses parado, cuando en Kona se vio obligado a abandonar por dolores en el talón de Aquiles, el alemán se tuvo que conformar con la séptima posición.

«Un día ganarás esta carrera«, le escribía Ben Hoffman en Instagram. Es el cuarto intento consecutivo de subirse a lo más alto del cajón en tierras utaheñas, pero tras tres podios en 2016, 2017 y 2018, en este 2019 los cinco minutos en el penalty box tiraron todas sus opciones de victoria al traste. «Sí, estoy de acuerdo, estaba demasiado cerca«, comenta el discípulo de Phillip Seipp junto a la foto. «Pero no porque quisiera, sino porque el ciclista de delante se estaba moviendo hacia el lado izquierdo de la carretera«.

Vivimos unos tiempos del triatlón en los que la diferencia entre los PROs son tan pequeñas, ruedan tan juntos, que decidir qué es drafting y qué no es realmente complicado. Salvo flagrantes casos como el del último IRONMAN Sudáfrica, ponerse en el papel de los jueces es realmente complicado. De ahí que, como comentábamos en nuestro canal de Youtube, plantearse los veinte metros como distancia mínima sería una opción más que adecuada para acabar con este problema

Sebastian, de los más firmes con respecto al drafting

Kienle, uno de los triatletas que más respeto muestran por este deporte, por sus compañeros y los jueces, reconoce que «son decisiones difíciles«. «Me gusta que los árbitros sean todo lo estrictos que sea posible«, continúa, «así que supongo que toca calmar a la gente«.

Eso sí, tiene claro que pese a la penalización, no estaba haciendo drafting. «Para mí, una penalización se recibe cuando estás buscando de manera intencionada una ventaja injusta, o tratando de obstaculizar a alguien. Eso es hacer trampa y yo no hago«.

«Una regla básica: hay que circular por la derecha para que la gente pueda pasar por la izquierda. En mi humilde opinión, podría haber sido también una sanción por blocking para el otro triatleta«. En el vídeo que el propio Sebbi ha compartido, se le puede ver protestar en el momento en el que recibe la sanción. «Él iba por el lado izquierdo«, insiste en varias ocasiones. El momento exacto de la sanción y la posterior protesta de Kienle, a partir del minuto 2:20.

«Ya que siempre he sido muy claro sobre quien hace drafting en el circuito profesional«, concluye, recordando de manera indirecta casos como el de Andreas Dreitz y Patrick Lange en la última edición de Kona, «y nunca me ha dado vergüenza señalar con el dedo, adelante, hoy es vuestro día de suerte: comentad ahí abajo«.

Michael Alonso-McKernan, al dar su opinión al respecto, ha dado la posiblemente mejor definición que se puede dar de Kienle: «Pocas veces los perfiles de las redes te dicen como es alguien, es complicado encontrar algo que te transmita veracidad, realidad! Sin conocerlo, por algún detalle más que he oído, a mi Kienle siempre me ha gustado. ¡Y lo encuentro muy deportivo! ¡Chapeau!«.

Fuente

X