Solución a los problemas de los pies

Los dolores por callos,  callosidades, juanetes,  inflamaciones o molestias al caminar/correr se pueden atenuar con estos efectivos consejos.
Combatir Juanetes:
Mezclar una cucharada de aceite esencial de clavo, una de aceite de almendras dulces y otra de aceite de oliva. Revuelva bién y aplique sobre los juanetes con suaves masajes.

Eliminar callos:
Cortar un higo por la mitad, aplicarlo sobre el callo y fijarlo con una cinta. Dejar actuar toda la noche y remojar los pies al día siguiente.
Repetir la operación diariamente hasta que el problema desaparezca.

Talones agrietados

Se pueden combatir con cremas, lociones, spa de pies, baños de parafina, abrasión con cepillos y piedra pómez y parches para proteger la zona.

Una vez a la semana es aconsejable un spa sumergiendo las extremidades en agua tibia, que ayudará a ablandar un poco las durezas de la piel, que no son más que células muertas acumuladas. Luego se utiliza una herramienta específica para remover las callosidades o bien se procede a frotar la zona con una piedra pómez o abrasiva.

Otro procedimiento muy efectivo consiste en exfoliar con un preparado casero con dos cucharadas de crema de manos mezcladas con una cucharadita de azúcar; se aplica sobre los pies con un masaje enérgico para desprender las células muertas.

En todos los casos se enjuagan bien los pies y se secan cuidadosamente antes de aplicar una crema humectante bien espesa. Si el tratamiento se realiza antes de ir a dormir, conviene colocarse medias de algodón, para favorecer el ingreso del humectante a las capas más profundas de la piel durante la noche.
Guía Maratón

X