Superó 200 tumores y hoy es subcampeona olímpica

Los doctores le dijeron que había muy pocas chances de volver a caminar. Cuatro operaciones para extirparle 200 tumores y un panorama poco alentador, pero a pesar de un sinfín de malas noticias, logró reponerse siempre.

Así es la vida de Verónica Hipólito, una atleta brasileña que con 22 años, pasó por un derrame cerebral y su intestino grueso afectado, entrena 5 horas al día para estar entre las mejores del mundo.

En 2013 alcanzó el título mundial en 200 metros, y el subcampeonato en los 100 metros llanos. Además, fue campeona sudamericana en 100 y 200 metros, además de salto en largo.

Tres preseas más de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto cuelgan en su medallero, aunque las dos que más quiere las obtuvo en Rio 2016: plata en los 100 metros y bronce en los 400.

Su categoría es T38, correspondiente a las personas que sufren de discapacidad física derivada de una parálisis cerebral.

La vida de Verónica tuvo muchos contratiempos. A poco de competir en Toronto, los médicos le dieron que sufría de poliposis adenomatosa, un trastorno que le produjo más de 200 tumores y llevó a que le debieran extirpar el 90% del intestino grueso.

Dos años tardó en recuperarse y ser campeona del mundo en 200 metros, pero volvió a padecer de un tumor cerebral y tuvo su revancha en los Juegos Paralímpicos de Rio.

¿Todo terminó allí? Para nada, dado que entre el 2017 y 2019 estuvo dos años sin entrenar por más intervenciones, pero ahora sueña con volver a competir.

Está 10 kilos por sobre el peso que pretende para correr a alto nivel, pero no la desalienta y entrena todos los días en el Centro Paralímpico de Alto Rendimiento en San Pablo.

Source link

X