Todo lo que debes saber sobre proteínas y recuperadores

¿Cómo tenemos que tomar los proteínas y recuperadores? ¿La proteína se toma antes o después de entrenar? ¿Es solo para gente que se quiere poner fuerte, como quien practica gimnasio o halterofilia?

En el vídeo de hoy, que tienes en la cabecera y colgado en nuestro canal de Youtube. JuanP Vázquez resuelve estas y otras dudas relacionadas con esta materia.

Por cierto, antes de seguir: si quieres a JuanP de entrenador, puedes contactar con él a través de su página web.

¿Qué son las proteínas y recuperadores?

La primera recomendación es dividir la toma de proteínas y recuperadores en dos partes:

  • El recuperador 100%, que es el que encuentras en la tienda y es un 3/1, 4/1, 5/1… o lo que es lo mismo,  tres cuatro cinco partes de carbohidrato por una de proteína
  • La proteína, que la hay de suero de leche, de carne pura de ternera…

¿Cuál de los dos tomar?

Ambos se encuentran a la venta en cualquier sitio de nutrición deportiva y son los productos que debes tomar al terminar de entrenar

La recomendación es que tengas un bote de cada producto y según a la hora a la que hagas el entrenamiento y lo que tardes en hacer tu próxima ingesta de comida tomes uno u otro.

Si sales a entrenar a las diez de la mañana y cuando llegas de entrenar todavía faltan horas para el almuerzo o la comida del mediodía, hay una franja de tiempo grande hasta tu comida importante. En ese caso debes tomar un recuperador después de entrenar porque tiene más carbohidratos.

En cambio, si acabas de entrenar a las dos de la tarde y a las dos y media de la tarde vas a ingerir tu comida principal, es mejor que tomes la proteína porque en la comida importante vas a ingerir carbohidratos.

¿Cuándo debes tomarlos?

Cuando te lo merezcas. Debes saber si cuando llegues de ese entrenamiento te hace realmente falta o no beber un batido de proteína o de recuperador.

Todo lo que comas de más son calorías que estás ingiriendo y debes tener cuidado porque uno de los factores de rendimiento es el peso.

Como durante el entrenamiento sí que debes tomar carbohidratos, si has cumplido con las pautas de alimentación posiblemente cuando lo acabes no tengas que comer nada porque has ido reponiendo conforme has ido gastando. 

Otra cosa es que salgas a entrenar y no consumas lo que tendrías que haber consumido ese entrenamiento, como tiradas largas en las que no vas a intensidades altas y no comes lo suficiente y, cuando llegues, probablemente tu depósito este vacío y necesitaría proteína o carbohidratos para recuperar.

Lo ideal es que decidas por sensaciones. Si llegas de entrenar y no has comido bien en ese entrenamiento y cuando llegas te encuentras agotado, come ya que posiblemente sea por falta de comida.

Fuente

X