Trial Running. Entrená las bajadas.

Si tenés pensado hacer alguna carrera de Trial Running, el entrenamiento de cuestas es fundamental. Pero no solo es importante la parte de subida, sino también las bajadas. Cuando descendemos, los músculos de las piernas (principalmente los cuádriceps) trabajan de forma excéntrica, ya que deben “absorber” la energía que trae nuestro cuerpo para evitar que aumente a una velocidad incontrolable. Esto representa una carga muy grande, por lo que tenemos que estar preparados.

Para lo cual, incluí los entrenamientos de bajadas a tu rutina habitual. Podes escoger alguna calle empinada o algún puente que te permita realizar estos trabajos. Para subir, podes hacerlo con un trote con pasos cortos o bien caminando si querés centrarte más en los descensos. En la bajada, andá absorbiendo los impactos con las piernas y no dejes que tomes una velocidad que luego no puedas disminuir. También abrí los brazos, eso te dará más equilibrio y control si el descenso es muy técnico.

X