Abogada a tiempo completo, Julia Kohnen gana la Twin Cities Marathon (2:31:29)

Durante la mayor parte de su vida, la carrera de la abogada de 27 años Julia Kohnen ha estado asociada a una cancha de baloncesto o de fútbol. Practicó ambos deportes en la escuela secundaria hasta recibir una beca para jugar al fútbol en la Universidad de Indiana. Y no sería hasta su último año de universidad, en 2014, cuando alguien se fijó en ella y vio cualidades como corredora. El entrenador de cross de la universidad le ofreció la posibilidad de incorporarse al equipo y vio el cielo abierto para alargar un año más en el campus y así obtener su título de MBA practicando otro deporte que no fuera el fútbol.

Los triunfos no se hicieron esperar, ni sus marcas tampoco. Se convirtió en la estrella de la Universidad de Indiana con tiempos como 16:41.81 para 5K y 34:45.08 para 10K, una pena no haber empezado antes ni haberle dedicado los cuatro años que llevaba volcada en el fútbol.

Aunque empezó a correr más tarde que muchas de sus competidoras, Kohnen, que vive y entrena en St. Louis, Missouri, ha recuperado el tiempo perdido en los últimos cinco años. En 2017, terminó la Maratón de Chicago, su segunda maratón en 2:39:11, clasificándose para los Trials Olímpicos de Maratón de 2020. Y el pasado 6 de octubre, ganó la Twin Cities Marathon con una mejor marca personal de 2:31:29, lo que la convierte en la mujer número 24 más rápida que se enfrentará a las pruebas el próximo mes de febrero.

Compaginando vida profesional y vida deportiva

Aunque Kohnen es sin duda una corredora con un talento natural, pasar de un deporte de equipo como es el fútbol a correr, y después a maratón, no es algo sencillo. Y a esto hay que sumarle el hecho de no tener ningún patrocinio y de trabajar a tiempo completo como abogada. Algo realmente excepcional poder compaginar vida profesional con su entrenamiento de maratón, por no hablar de la garra para llegar a las posiciones de podio.

Después de acabar su MBA en la Universidad de Indiana en 2015 a Kohnen le ofrecieron algunos patrocinadores correr a nivel profesional. Sin embargo, optó por aceptar su puesto como abogada en una cadena estadounidense de panaderías y cafeterías en St. Louis. «Quería un trabajo a tiempo completo, porque sabía que no ganaría dinero si sólo corría. Siempre puedo correr por mi cuenta.»

Después de completar algunas medias maratones en 2015, quiso dar el salto al maratón en octubre de 2016. Aumentó su kilometraje por semana y añadió más tiempo, entrenamiento y tiempo específico para maratón. El día de la carrera ganó el maratón en 2:47:47 con sensaciones de haber podido correr más rápido de lo que lo hizo.

Un día normal en la vida de Julia Kohnen se despierta a las 5 am y queda con sus compañeros de equipo para entrenar de 5:30 a 7:30. Luego se va a trabajar a las 8 am. Dos días en semana dobla entrenamiento de carrera a la hora de comer o después de salir del trabajo, sobre las 17:30 horas. Luego llega a casa tarde, se va a dormir hasta el día siguiente, que vuelve todo a empezar.

Bajando su marca a 2:31

Después de romper la barrera de las 2:40 en Chicago y de haber superado el frío y la lluvia en la edición de 2018, Kohnen establecería las bases de lo que ha sido su año 2019. Durante el último año, Kohnen ha aumentado su kilometraje entre 160 y 175 kilómetros por semana, y ha entrenado con geles y líquidos durante sus largas carreras y entrenamientos. En enero, corrió una media maratón con mejor marca personal en 1:13:47 en Houston, Texas. Su objetivo para Twin Cities era de 2:35, lo que la clasificaba directamente para los Trials ‘A’ (sub-2:37).

 

Fuente