Alejandro Valverde, 5.280 calorías gastadas en su debut en el Tour de Flandes

Una experiencia para recordar superar en el primer grupo los muros de Ronde Van Vlandereen 2019“, escribía ayer el murciano Alejandro Valverde en su cuenta de twitter. Octavo en una prueba que se llevó, ante la sorpresa de prensa especializada y espectadores, el italiano Alberto Bettiol. “Lo peleamos hasta el final, honrando el maillot que visto, con un gran trabajo de todo Movistar“, concluía el vigente Campeón del Mundo de ciclismo.

A sus casi 39 años Valverde acudía a los adoquines de Ronde Van Vlandereen por primera vez en su carrera, y gran parte de las miradas estaban puestas en su rendimiento. Tras el séptimo puesto logrado en la Milan San Remo, ayer volvió a estar en la pelea, teniendo opciones reales de victoria hasta el final. Incluso en la larga recta de llegada a Oudenaarde, de más de doce kilómetros, intentó escaparse del grupo de favoritos tratando de dar alcance a Bettiol. “Mucho más cerca de lo que esperaba” decía el Bala en meta. “Ganas de pensar en volver. Conforme pasaban km iba más cómodo“.

He intentado empezar a subir los muros delante y he terminado muy satisfecho“, reafirmaba en declaraciones para la cuenta oficial de su equipo. “No sé si podré aspirar a ganar esta carrera en próximos años, porque es una prueba en la que conocer bien el terreno es clave, pero me ha ido muy bien“.

232 watios de media y 5.280 calorías quemadas

Desde hace más de un año tenemos la suerte de que Alejandro comparte en Strava gran parte de sus carreras, a través de los datos extraídos de su Garmin Edge 1030. Al ser su primera participación, gran parte de los segmentos del recorrido le aparecen como récord personal, aunque llegó a acumular tres KOMs, King of de Mountain, aunque en tramos secundarios. Los datos más curiosos de su trayecto de ayer son los 232 watios de media a lo largo de toda la prueba -aunque no tenemos su peso actual para poder compararlo con el rendimiento de otros ciclistas- y el pico máximo de 1.056 watios, logrados poco antes del ascenso a Pottelberg.

En total, a lo largo de las seis horas y dieciocho minutos que duró la prueba, Valverde consumió 5.280 calorías, reafirmando la idea de que las pruebas ciclistas son más exigentes. Otro dato que nos parece interesante es el de la cadencia: media de 84 pedaladas por minuto, con un pico de 139 en la ascensión a Kortekeer. Está claro que, en temas de cadencia, hay que moverse entre ochenta y noventa. Si quieres saber más de este tema, tenemos un vídeo de apenas tres minutos muy interesante en el que JuanP Vázquez te cuenta todo lo que necesitas saber al respecto.

Fuente

X