Álvaro Arbeloa: ¿cómo se forjó el 1h18’38” de su debut en media maratón?

Parece que ya es una realidad que a Álvaro Arbeloa el sobrenombre de Espartano se le queda pequeño. El exfutbolista del Real Madrid, Liverpool o Deportivo, campeón del mundo con la selección española en 2010, completó este pasado domingo la Movistar Media Maratón de Madrid con tremendo éxito, cruzando la meta en 1:18:38, en la posición 120, 40 de su categoría. No es la primera vez que nos muestra sus cualidades como corredor: en 2017, junto a Xabi Alonso, completó la Behobia – San Sebastián en 1:16:53, a tanto solo 17 minutos del ganador.

Álvaro es un perfil de atleta de los que te motiva entrenar, porque se implica mucho, tiene buena cabeza, buen motor, es muy competitivo pero además disfruta entrenando” dice Iván Álvarez, su entrenador personal. El dos veces ganador de Full Vitoria tomó las riendas de su preparación cuando Álvaro quiso probar el triatlón. Su debut fue hace ya cinco años, allá por 2014, cuando tomó la salida en distancia olímpica en el Donostriako Triatloia.

Su interés por este deporte se confirmó a finales de 2016, cuando el 22 de diciembre de 2016 se adjudicaba por Ebay la bici con la que Javier Gómez Noya conseguía su quinto título mundial por un importe de 5.920 euros. Su finalidad no era otra que donar la cantidad recaudada para la escuela del Triatlón Ferrol y que ningún chaval se quede sin viajar a competiciones fuera de Galicia. Precisamente con Javi se le vió el domingo al acabar la carrera.

En sus redes sociales Arbeloa se ha mostrado muy contento con el desarrollo de la carrera: “Espectacular ambiente, genial recorrido y no hemos hecho mal tiempo para ser mi primer medio maratón”. Marco Pascual, su liebre el domingo, se deshacía en elogios a través de las redes sociales: “Cada día Álvaro me sorprende más, su ritmo ha sido impresionante de principio a fin“.

El objetivo a largo plazo, completar la distancia Ironman

Desde 2014, cuando comentamos que debutó en triatlón, no ha parado de crecer en nuestro deporte.  “Tiene un margen de mejora muy grande“, nos comenta Iván, “como ha demostrado el domingo: un muy buen tiempo y sin hacer un trabajo específico para esta carrera“. Como referencia, su mejor marca personal en 10K es de 36’30”, un tiempo accesible a unos pocos.

En su cabeza, terminar debutando en distancia Ironman. Afortunadamente no está cometiendo el error de otros tantos deportistas que llegan a nuestro deporte, y está siguiendo el proceso de incrementar distancias de manera racional, sin cebarse: si bien debutó en 2014 en distancia olímpica, no fue hasta el pasado 2018 que le vimos debutar en media distancia. Curiosamente, el mismo día en que Iván Álvarez se hacía con el triunfo en Full Vitoria, Arbeloa debutaba en la media distancia de la localidad vasca logrando un gran tiempo en el sector a pie: apenas 1:30’20” en la media maratón final.

Hay que tener en cuenta que, debido a su trabajo como colaborador y embajador del Real Madrid, no siempre puede entrenar como querría: “Sus semanas son muy variadas, porque viaja bastante y esto condiciona mucho la planificación, las cargas y los descansos” afirma Iván.

Fuente

X