Bolt y Jamaica obtienen el récord mundial y ganan el oro en los 4×100

Usain Bolt puso el broche de Oro a los Mundiales de Atletismo con un último y espectacular relevo con el que Jamaica batió el récord del 4x100m. Estados Unidos perdió el testigo en la última entrega y perdió sus opciones. Por otra parte Semenya no pudo revalidar el título del 800m.

Usain Bolt se ganó el perdón que había pedido al público por su descalificación en la final de 100 metros y regaló a los aficionados una recta final majestuosa que coronó el triunfo del relevo jamaicano 4×100 con un nuevo récord mundial (37,04), el único de los campeonatos. Bolt llegó con media recta de ventaja sobre el representante francés, después de forzar la máquina a tope con la esperanza de hallar una marca redentora.

El equipo de Jamaica, con el campeón de 100, Yohan Blake, y el de 200, Bolt, no admitía parangón en la carrera que puso fin a los campeonatos, y el fallo de Estados Unidos, que no acertó a realizar la última entrega, no hizo sino agrandar la ventaja jamaicana sobre el segundo.

Bolt paró el crono de meta en 37.04, seis centésimas su marca ganadora de la final de Berlín 2009, y junto con Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake completó una vuelta a la pista imperial, siempre por delante del equipo de Estados Unidos, que en su afán por perseguir la victoria falló en la última entrega: Darvis Patton tropezó y no pudo pasar el testigo a Walter Dix. Francia consiguió la medalla de plata con 38.20 y San Cristobal y Nieves el bronce con 38.49.

Semenya se quedó sin el Oro

En 800, la rusa Mariya Savinova llegó desde atrás para arrebatar el título mundial de 800 metros a la sudafricana Caster Semenya, batiéndola en un largo esprint que acabó con la mejor marca mundial del año (1:55.87). Semenya deseaba dejar atrás el calvario que padeció a partir de agosto del 2009, cuando hubo de someterse a un proceso de verificación de sexo y no pudo competir durante once meses.

En la final estaban también la campeona del 2007, la keniana Janeth Jepkosgei, y la más rápida del año, la rusa Mariya Savinova, campeona de Europa. Entre las tres debían repartirse las medallas, y en efecto lo hicieron, pero Savinova fue la más rápida. Jepkosgei había pasado por delante al toque de campana en 55.5. Semenya maniobró en la contrarrecta y salió de la última curva con dos metros de ventaja, pero la punta de velocidad de Savinova sentenció

 

Fuente: Eurosport.com

X