(casi) un IRONMAN entre ayer y hoy

Este fin de semana tenía que haberse celebrado una nueva edición de IRONMAN Lanzarote, cita que Cristóbal Dios había escogido para debutar en la distancia.

Lamentablemente, con la crisis del coronavirus, la cita quedó aplazada hasta 2021 y el debut del gallego pospuesto. Pero no por ello las ganas, así que aprovechando el pico de forma, Cristóbal Dios se ha lanzado, por mero placer personal, a completar entre ayer y hoy casi una distancia IRONMAN.

Fue un poco calentada“, reconocía este mediodía. “Tenía salida larga en bici y larga en carrera a pie, cinco en bici y dos y cuarto a pie, y me vine un poco arriba“.

En total, casi diez horas de entrenamiento

El reto comenzaba ayer por la mañana, cuando el de A Estrada se subía a la bicicleta para completar, a lo largo de seis vueltas al mismo recorrido, 175 kilómetros por las carreteras pontevedresas.

Foto: Strava

Continuaba por la tarde, cuando en el embalse de Pontillón de Castro se ponía el neopreno para enfrentarse a 3.200 metros de natación. “Mola terminar los días aquí“, escribía en sus redes sociales.

En total, casi seis horas de entrenamiento entre las dos sesiones.

Hoy, un maratón de montaña

La guinda llegaba esta mañana, cuando se ponía las Hoka para completar poco más de cuarenta kilómetros de trail running por las montañas cercanas a casa: 677 metros de desnivel acumulado a lo largo de 3:08:46, a un ritmo de 4’22” el kilómetro.

Posiblemente, de las tres sesiones, haya sido la que más le ha costado. “Cuarenta kms no había corrido nunca, y todos por le momento acaba haciendo daño“, reconocía.

Con Lanzarote cancelado, el objetivo es Embrunman

El 15 de agosto es la fecha escogida para la celebración de una nueva edición de Embrunman.

Con todo el calendario cancelado hasta finales de julio, la cita gala puede que sea el primer larga distancia que se celebre en Europa tras la crisis, y Cristóbal lo baraja como opción.

Me estoy encontrando muy bien y la idea es competir allí, así que alguna machada como esta tocará” concluía.

Fuente

X