China intenta recuperar la “normalidad” con un 6K en Chengdu

Mil personas, pero con mascarilla, ese es el escenario de la primera carrera celebrada en China, lo que supone un soplo de esperanza para todos los amantes del running. En los últimos días hemos podido comprobar cómo China estabilizaba su curva de contagios por coronavirus y desaparecían los contagios locales, solo ha habido alguno importado. Poco a poco, el país quiere retomar su actividad abriendo museos, industrias y, por qué no, las tradicionales carreras populares.

Este pasado domingo 22 de marzo, lo que normalmente era una maratón de 20.000 personas, la Chengdu Panda Marathon de 42K, quedó reducida a una prueba de 6 kilómetros y 1.000 personas celebrada en Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, al suroeste del país. El tradicional Maratón de Chengdu, programado para el 22 de marzo, sí que se trasladó al 25 de octubre.

Foto: Chengdu Panda Marathon

Los corredores que tomaron la salida lo hicieron con camisetas amarillas y una mascarilla, obligatoria en esta carrera. A todos se les pidió identificación y se les tomó la temperatura antes de dar la salida. La salida se fue dando escalonadamente cada dos minutos a un total de diez grupos para evitar aglomeraciones como la que se vivió hace una semana en Bath (Gran Bretaña), con 6.200 corredores corriendo un riesgo innecesario de contagio.

Foto: Chengdu Panda Marathon

Aunque no faltaron opiniones contrarias a la celebración de la carrera, muchos lo vieron como un impulso de confianza para una sociedad que lleva dos meses confinada. Aunque los colegios siguen sin fecha de apertura, cada vez más comercios van reabriendo sus puertas y los habitantes de China empiezan a salir a las calles. Siguen obligados a llevar mascarillas y a tomarse la temperatura a diario.

China cuenta con 81.537 personas diagnosticadas con coronavirus, 3.270 fallecidos y 72.703 que han sido dadas de alta. Acumula ya cinco días consecutivos con menos de 10 muertos y, siempre según las autoridades del país, los contagios locales son ya casi inexistentes.

Fuente

X