Cómo empezar a correr

El Running se esta volviendo muy popular y cada vez más personas se vuelcan a las calles a correr, quizás para descubrir porqué tanta gente lo hace, qué es eso mágico y tan atrapante que tiene esta disciplina. Pero, ¿Cómo hacerlo de la forma correcta?.

Siempre un deporte se debe empezar a practicar de menos a más, incrementando de forma progresiva la carga, es decir tanto la distancia que se recorre, la intensidad a la que se va, las pausas que se toman durante la rutina que deben ir disminuyendo, etc, tienen que modificarse lentamente para darle tiempo al cuerpo a que se adapte. De esto se desprende que podemos hacer el entrenamiento en series, con momentos de trabajo intercalados con momentos de recuperación. Esto nos permitirá sumar más trabajo que si lo hiciéramos todo continuo.

Otra estrategia para poder entrenar más sin sobreexigir al cuerpo, es correr a distintas intensidades, combinándolo con tramos caminando. Esto no significa que no vamos a mejorar; durante la caminata el cuerpo sigue trabajando debido a una inercia metabólica y mejorara nuestra capacidad aeróbica a la vez que nos recuperamos para hacer otra serie corriendo.

Por último, realizar este entrenamiento unas tres veces por semana, siempre dejando al menos un día de descanso entre sesiones, resulta un estímulo ideal, ya que más veces podría no darle la recuperación necesaria al cuerpo (sobre todo los primeros meces de actividad) y menos veces a la semana resultaría un estímulo pequeño (lo que no significa que sea inútil y no mejoremos).

Un entrenador debidamente capacitado será de vital importancia para guiarnos en este proceso ya que será él quien sepa darnos el mejor entrenamiento para nuestra capacidad y objetivos.

Cabe aclarar que el requisito previo indispensable para comenzar a entrenar es tener un certificado médico que avale que estamos en condiciones de practicar este deporte de forma sistemática.

X