Como proteger los pies del corredor?

Los corredores solemos lastimarnos a la hora de correr, lo mas frecuente es que tengamos ampollas, uñas encarnadas, rozaduras y hematomas subunqueales, tendinopatías y sobrecargas. Estos problemas pueden evitarse hidratando regularmente la piel con alguna crema con urea para pies. Si se trata de pies con tendencia a la sudoración debemos bloquear el exceso con productos para regular la transpiración. También se aconseja cortar las uñas rectas evitando aristas. Para evitar sobrecargas y tendinopatías debemos realizarnos un estudio de la pisada con nuestro podólogo. Si la pisada no es la más adecuada, se encargará de aconsejarnos unas plantillas (ortesis plantares) con zapatilla neutra. Y si existe cualquier patología previa, es necesario visitar al podólogo para que revise los pies.

¡Elonga!

Es aconsejable que el corredor realice estiramientos específicos para mantener sus pies sanos. Se recomienda trotar brevemente antes de la carrera. Los estiramientos se deben hacer pausados y progresivos. En ningún momento debemos forzar el movimiento ni sufrir dolor. Un buen estiramiento consistiría en ponerse de rodillas en el suelo, apoyando los glúteos en los talones y proceder a estirar la fascia para estirar la zona plantar. Otro estiramiento aconsejable sería echar el pie y la pierna hacia atrás y apoyar la zona anterior del pie en el suelo para que se estire la zona anterior del pie. Debemos estirar: hombros y cuello, lumbares, cuádriceps, ingles, pantorrilla, gemelos y tendón de Aquiles.

¡Elige tus zapatillas!

La zapatilla del runner es un aspecto importante ya que es el nexo de unión entre el aparato locomotor y el terreno. Muchas de las lesiones se producen por una mala elección de la zapatilla o por su mala utilización. Las zapatillas deben contener ciertas características imprescindibles:

– Contrafuerte rígido que proporcione al pie estabilidad durante la carrera.

– Flexibilidad en la zona de antepié: la zapatilla debe doblarse exclusivamente debajo de los dedos. En el mediopié la suela debe ser rígida.

La zapatilla, en conclusión, debe ofrecer una buena protección al roce, el tejido debe ser transpirable para que la sudoración no debilite la piel y debe ser resistente al desgaste y la abrasión del terreno. La zapatilla será más o menos ligera en función del entrenamiento.

X