El ciclista Jarlinson Pantano, positivo por EPO

De nuevo malas noticias para el ciclismo moderno, que ve como la losa del dopaje cae de nuevo sobre él. A tenor del comunicado emitido en la tarde de ayer por la Fundación Antidopaje de la Unión Ciclista Internacional, el ciclista colombiano Jarlinson Pantano habría dado positivo por eritropoyetina, la famosa EPO, en un control antidopaje el pasado 26 de febrero.

El ciclista, actualmente en las filas de Trek Segafredo, y que hasta su retirada fuera gregario de lujo de Alberto Contador, está a la espera del contraanálisis que le permita demostrar su inocencia y así evitar una larga sanción. En sus redes sociales, que actualiza con frecuencia, aún no ha hecho ningún comentario al respecto.

Según indica el comunicado, publicado ayer a través de twitter, el análisis fue realizado fuera de competición, dos días después de que el ciclista participase en el Tour du Haut-Var, prueba 2.1 que se celebra en el norte de Francia. Tras esta cita tomó la salida unos días después en la París Niza -en la que su equipo completó un flojo papel, con un trigésimo cuarto puesto en la clasificación general de Julian Bernard como mayor éxito- e incluso hace unos días participó en la primera etapa de la Volta Catalunya, que finalmente abandonó.

Una carrera a la sombra de sus líderes de equipo

A lo largo de sus nueve años de carrera profesional -debutó a los 22 en las filas del Colombia-Coldeportes-, su mayor éxito fue la victoria en la decimoquinta etapa del Tour de Francia de 2016. El colombiano, por entonces en las filas de IAM Cycling, se impuso en línea de meta al polaco Rafel Majka. Aquel día se subía nada más y nada menos que hasta tres puertos de primera, Berthiand, el Grand Colombier y los Lacets de Grand Colombier.

Qué es la EPO

Tal como apuntó María Puig en un artículo publicado hace unos meses, la eritropoyetina encontrada en el análisis a Pantano es una hormona fabricada en el riñón que ayuda a la producción de glóbulos rojos, aumentando la tasa de hematocrito en sangre. El síntoma más claro es una mayor capacidad para transportar oxígeno y un mejor rendimiento en deportes de fondo.

Pantano, suspendido de inmediato por su equipo

Trek-Segafredo decidió apartar inmediatamente al corredor de 30 años tras conocerse la información. En su comunicado se muestran profundamente decepcionados de la noticia y debido a su política de ‘tolerancia cero‘, decidirán en consecuencia. “Imponemos normas éticas a nuestros corredores y a nuestro personal. Actuaremos y comunicaremos en consecuencia cuando tengamos elementos adicionales“.

En la actualidad hay más de 17 ciclistas que están suspendidos por dopaje. Entre ellos Andre Cardoso, que también militaba también en Trek o Kanstantsin Siutsou, del Bahrein Merida.

Fuente

X