Eneko Llanos: “Vitoria iba a estar en mi planificación necesitase un slot o no”

Eneko Llanos continua en su preparación para IRONMAN Vitoria, donde contará con el apoyo de sus paisanos. Este fin de semana le veremos en el Campeonato de Europa IM 70.3 junto a Javier Gómez Noya, Pablo Dapena o Pieter Heemeryck. Con la clasificación para Kona 2019 ya en el bolsillo y viviendo una temporada bastante tranquila, ahora encara el final de la temporada con más ganas que nunca.

La temporada del vitoriano comenzó de manera espectacular. Participó en IRONMAN Arizona y consiguió un triunfo que le valió el pase para Kona. Tras varios meses de sinsabores esta victoria le hizo volver a tener confianza. «Estar ahí delante y sentirse competitivo tras tanto tiempo fue una alegría muy por encima de lo que era ganar una carrera» reconoció ayer en una entrevista en Radio Vitoria. «Ver que mi cuerpo respondía bien y estar delante fue un subidón total«.

Un 2019 de muy buenos resultados

Este pasado mes de abril abrió la temporada por todo lo alto, en IRONMAN Sudáfrica, donde se dieron cita grandes nombres del panorama internacional: Bart Aernouts, David McNamee o Ben Hoffman, entre otros. Eneko se quedó a poco de entrar en el podio tras conseguir un cuarto puesto. Las sensaciones fueron muy buenas, de hecho marcó su mejor marca en el sector ciclista. «Allí hice la bicicleta más fuerte que recuerdo desde que mido estos esfuerzos, nunca antes había movido tantos watios«, afirma sobre los datos recogidos de su potenciómetro. A sus casi 43 años parece estar viviendo una segunda juventud.

En este 2019 se ha reencontrado con la media distancia. Hace un mes se hizo con la victoria en el prestigioso Half Pamplona, y el fin de semana pasado quedaba segundo en Triatlón de Zarautz.

Ahora, tras el Campeonato de Europ de IRONMAN 70.3, tocará enfilar las últimas semanas antes de una prueba que le hace especial ilusión: la primera edición de IRONMAN Vitoria, en la que tanto el como Ruth Brito tomarán la salida. «Vitoria iba a estar en mi planificación necesitase un slot o no«, dice el vitoriano. Para el triatleta es una prueba muy especial, ya que no compite en casa desde 2012. «Ya tenía ganas de venir aquí, me hacia mucha ilusión» concluyó sobre su futura participación.

Expuesto a muchos dolores

Los problemas de salud han estado presentes desde hace unos años. Los dolores que sufría durante las carreras provocaron que los resultaron no fueran los deseados. «Mi estómago se bloqueaba, me daba flato y se hinchaba, las cosas que comía no se digerían y se quedaban bloqueadas» explica sobre su situación. «Al final esto provocaba que me quedase sin energía y tuviese que parar. Esos parones en carreras tan igualadas me dejaban fuera de los puestos de delante y en alguna ocasión tuve que abandonar» finalizó.

Había dudas sobre si volvería a estar al nivel y muchos interrogantes sobre su futuro. «Si he seguido luchando es porque sabía que podía estar ahí. Conseguirlo fue una alegría inmensa.» Para el vasco sus problemas de salud le han limitado mucho. «Por mucho que entrenes, estos dolores hacen que mantener el ritmo sea muy difícil«, exponía.

Afortunadamente, le tenemos de vuelta: al triatleta español con más triunfos en IRONMAN -junto a Marcel Zamora– le queda mucha guerra que dar.

Fuente

X