Fallece el presidente de la Federación cántabra de Triatlón en la playa de La Concha de Suances

Ayer fallecía a los 72 años Federico Campuzano, presidente de la Federación cántabra de triatlón. Un infarto cuando disfrutaba de una mañana en la playa de La Concha, en Suances, Cantabria, fue el causante. A las 14.45h, el 112 recibía el aviso y hasta allí se trasladaron Policía, Guardia Civil, 061 y Bomberos de Torrelavega, además del helicóptero del servicio de emergencia. A pesar de las maniobras de reanimación durante más de 45 minutos, Federico Campuzano fallecía.

Cuando ya planeaba su retirada tras tres décadas, como así lo había repetido varias veces a sus allegados, Federico se encontró con la muerte de manera improvisada, después de nadar, haciendo lo que más le gustaba. Según declaraciones al Diario Montañés: «Le vieron meterse al agua, se puso a nadar y, al parecer, debió sentirse mal, porque se fue a la orilla, pidió ayuda, una chica le ayudó a salir y se desplomó. Lo atendieron una médico y una ATS que estaban allí y después el 112, pero nada».

Con Campuzano se marcha parte del triatlón cántabro. Sin el impulsor de la Federación y de la mayor parte de las pruebas. Se van su particular forma de trabajar, a veces criticada pero siempre reconocida como imprescindible, su aversión al correo electrónico y un voluntarismo que le hicieron imprescindible, hasta el extremo que deja un vacío muy difícil de llenar.

Una vida dedicada al deporte

Durante tres décadas dedicó su vida al triatlón de modo casi exclusivo. Como todo el deporte, que en general le apasionaba. Antes había competido y trabajado en el Banco Exterior.

Un grave atropello mientras montaba en bicicleta le obligó a la baja y le apartó de la práctica más activa del deporte. Afortunadamente salió del accidente, que pudo terminar peor. A partir de entonces, una vida dedicada al deporte e incluso muy de vez en cuando, a participar en alguna prueba.

Se va uno de los grandes defensores del triatlón en España. DEP.

 

Fuente

X