Jesse Thomas completa la Wings for life con muletas

Jesse Thomas es un hombre que nunca se conforma con nada. Salir de su zona de común es algo habitual en él. Practica cualquier deporte y todos los hace bien. Le da igual esquí alpino que snowboard, esquí de fondo, ciclismo, carrera a pie, piragüismo, kayak, y hace que hasta un triatlón parezca sencillo.

Cuenta la leyenda que cuando Jesse Thomas ganó su primer Triatlón Wildflower era más pobre que las ratas, un triatleta humilde y con poco glamour para ser su primer año como pro. Tuvo que pedir la bici y el casco prestados, las zapatillas de correr a un sponsor de su mujer y correr con sus características gafas de aviador, vamos lo típico. Condujo él solito hasta el lago San Antonio y tuvo que dormir hecho un cuatro en la furgoneta que el anterior ganador de la prueba, Chris Legh, tuvo el detalle de dejarle.

Hoy por hoy, este triatleta peculiar y único sigue sorprendiéndonos con cada prueba que termina. El pasad0 19 de abril fue operado de una fractura por estrés en su pie izquierdo, muy similar a una que ya tuvo en el pie derecho en 2013, y que le dejaba fuera de entrenamientos durante uno o dos meses. Otra vez más, Jesse Thomas no parece aprender de los errores cometidos en el pasado y su agresividad entrenando no le hizo tomar medidas antes las señales que su cuerpo le estaba dando.

A pesar de tener que estar en el dique seco casi dos meses, el triatleta estadounidense se buscó este pasado domingo un nuevo objetivo, que nada tiene que ver con los anteriores: ¡correr la Wings for Life World Run con muletas! Así lo expresaba Thomas en su cuenta de Instagram: «Necesito un reto deportivo para mantenerme vivo, así que trataré de correr con muletas 5 kilómetros el domingo por la mañana en Seattle. Es una carrera benéfica en la que miles de personas de todo el mundo corren al mismo tiempo para recaudar fondos para la investigación de la médula espinal  -«correr para los que no pueden»-. Un coche persigue a los corredores hasta que les adelanta. Si estás en Seattle, vente conmigo a las 4 am (sí, cuatro am). El recorrido es alrededor de Lake Union, que al principio pensé que era de 5 kilómetros, pero resulta que es de más de 5 millas. Así que no sé si haré todo el camino, pero iré viendo cómo va».

El caso es se ha preparado la prueba a conciencia con muletas y ha conseguido terminar los 5 kilómetros con muletas en 32’43» es de récord. No sabemos si mundial o regional, pero lo ha hecho por una buena causa como es recaudar fondos para la investigación de la médula espinal y aunque ahora esté que no se pueda mover, la ocasión lo ha merecido.

 

Fuente

X