Kilian Jornet, ultrafondista: “El hombre es un animal pensado para correr y trepar

En un mes participará en el Ultra Trail del Mont Blanc (UTMB), prueba de 166 km sobre tres países que ganó en 2008 y 2009. Antes presenta su libro, Correr o Morir (Now).

Unas memorias…, ¿tan joven?
Realmente es un libro de experiencias, no pretendía otra cosa. Son mis vivencias, mi forma de ver la montaña y cómo ayuda a nivel emocional.

A un ultrafondista el tiempo precisamente no le sobrará…
Como Mireia y Leti [Mireia Miro y la gala Leticia Roux, compañeras de piso] se acuestan a las nueve y yo a la una (ríe), sacaba unas cuantas horas diarias.

¿Ha tenido que hacer sacrificios, por ejemplo, alimenticios?
Disfruto de la vida haciendo deporte, no busco reconocimientos ni llevo una vida de renuncias. Lo tengo claro, me gusta comer. No hago dieta y entrenando se quema todo.

Le preguntarán si está loco…
Sobre todo por las distancias o por los sitios. En algún recorrido sí existe riesgo objetivo. Sobre si es bueno correr tantas horas, aunque no lo parezca por el modo de vida actual, ¡somos animales! Estamos pensados para correr, para trepar…

¡Pues quién lo diría!
Parece que el hombre está diseñado para sentarse, para estar ante una pantalla… Hasta nos hemos acostumbrado a temer. Si estás en el monte y pierdes toda señal de civilización, necesitas referencias con la sociedad. Una casa, un camino…, pero en la ciudad hay más riesgos que en la naturaleza.

¿Cómo son 25 horas de carrera?
Resulta interesante cómo tu mente busca excusas para seguir en esos momentos de sufrimiento. En las últimas horas vives en una burbuja, en un universo alternativo… Con la experiencia aprendes. En el lago Tahoe sufrí mucho en 2010. Pero pese a correr a 44 grados durante horas, vigilé más el agua y la sal y no lo sentí.

¿Qué paisaje recomendaría?
Cada sitio tiene su magia y hay que saber encontrarla… Vivo en Chamonix y amo los Alpes.

¿Dónde está el límite humano?
El cuerpo tiene unos límites de velocidad, de resistencia…, pero antes hay que pasar las barreras que nos pone la mente.

¿Deporte estival o invernal?
Cada cosa a su tiempo. Me gusta la montaña y aprovechar las condiciones que hay en un determinado momento. No me imagino doce meses corriendo. Los cambios motivan.

Va solapando pretemporadas.
Las actividades de verano e invierno son complementarias.

“El cuerpo tiene unos límites de velocidad, de resistencia…, pero antes hay que pasar las barreras que nos pone la mente, dijo Kilian”

 

Fuente:  20minutos.es

X