Kipchoge y su sueño de bajar las dos horas

Eliud Kipchoge tiene un reto muy importante para él. Su objetivo es, en octubre próximo, poder romper el récord de tiempo en un maratón y bajarlo a 1:59.

El ganador del oro de las olimpiadas de Rio 2016 ya tiene algunos tiempos que asombran: en septiembre del año pasado hizo historia al ganar el maratón de Berlín en 2:01:39, rompiendo el récord anterior del maratón por tan solo 18 segundos.

Luego, en abril de este año -y a la edad de 34 años- regresó y ganó el maratón de Londres, llegando a la meta en tan solo 2:02:37. Es decir que tiene el récord de obtener dos registros bajos en los seis majors. Además, mientras la IAAF reconoce el récord de Kipchoge como el tiempo más rápido jamás registrado en la distancia de 42.196, en realidad técnicamente él corrió más rápido que eso en el 2017, cuando en un maratón de Nike en Monza, Italia, marcó 2:00:25.

Ahora Kipchoge intentará romper un nuevo récord (bajar la marca del 2:00), en un evento similar al que creó la marca deportiva, y que se llevará a cabo el 20 de octubre en Viena, Austria, aunque tiene una ventana de ocho días por si el clima no es óptimo. Y en el medio de su preparación realizó una video conferencia desde su campamento en Kenya, en la cual explicó que si llega a la marca que se propone igualmente no será reconocido por la IAAF como un nuevo récord mundial. Una de las razones más importantes es que, como en Monza, Kipchoge correrá rodeado de 30 corredores.

De acuerdo con algunos medios de comunicación, los hermanos noruegos Henrik, Filip y Jakob Ingebrigtsen -quienes han ganado medallas en competencias internacionales en 5Kl y 10K- serán parte del crew que acompañará a Kipchoge. Aunque no se han revelado los detalles del entrenamiento, o cómo será el ritmo de paso al que correrán, se espera que también vayan acompañados de seguridad.

Cuando se le preguntó si le molesta el hecho de romper su propio récord en Viena, respondió que “se trata de hacer historia, dejar un legado y sobre todo inspirar a las personas. Significará mucho el que logre correr 42K en menos de dos horas”.

También mencionó que actualmente está corriendo entre 200 y 225 kilómetros. Eso es un gran salto en el kilometraje que venía realizando antes del maratón de Londres, cuando corría entre 190 y 210 kilómetros, de acuerdo a lo que le dijo a Runner’s World en una entrevista.

Durante su entrenamiento, el keniano regularmente se levanta a las 5, inicia su primera carrera a las 6, y luego incluye entrenamientos de fuerza, estabilidad y core. Aunque, como sostuvo en varios reportajes, él le da también una gran importancia a la fuerza mental: “Si quieres llegar más lejos tu mente debe de ser tan fuerte que lleve a tu cuerpo a la meta. Tu mente debe ser parte importante en tu entrenamiento”.

El hecho de que no quiera romper la marca en un maratón certificado por la IAAF tiene sentido, así su intento será en un lugar bastante menos concurrido. La ruta que seguirá en la carrera está trazada por un camino plano y bastante bien pavimentado. Y una ventaja es que en Viena el clima es bastante cálido

Source link

X