La pequeña de los Ingebrigtsen, 14 años y 5K en 18 minutos (3’36/km)

Algunos han bautizado a Ingrid Ingebrigtsen como “the next queen of Europe”. Poca broma, pero a la vista de sus primeras actuaciones con tan solo 14 años, es como para tenerla muy en cuenta. Es la hermana menor de la saga europea de corredores más famosa en la actualidad, los Ingebrigtsen.

Esta semana dos de los hermanos volvían a competir de manera oficial, Jakob y Henrik. Su objetivo era intentar mejorar el récord nacional noruego de 5K (13:37) logrado en febrero de 2019 por su compatriota Sondre Norstad Moen. Jakob, como era de esperar, se convirtió en el nuevo poseedor del récord nacional parando el crono en 13:28. Su hermano Henrik también mejoró la marca de Norstad Moen, llegando a meta en 13:32.

jakob ingebrigtsen
Foto: Instagram // Jakob Ingebrigtsen

Ingrid Ingebrigtsen

No pasó desapercibida para nadie la participación de la joven Ingrid, que participó también en los 5 kilómetros en ruta celebrados en Stavanger, donde se impusieron sus hermanos en categoría masculina. La representante femenina de los Ingebrigtsen paró el crono en 18 minutos justos, corriendo a una media de 3’36 el kilómetro con tan solo 14 años. Una marca que está aún lejos del récord mundial de los 5K con 14 años que es de 16:24:28, pero que sirve de presentación mundial de esta joven corredora de aspecto físico muy parecido al de sus hermanos mayores.

A su misma edad, 14 años, su hermano Jakob también sorprendía a propios y extraños con sus registros en los 800, 1.500 y 3.000 metros.

Ingebrigtsen
Foto: Twitter // Euopean Athletics

Una saga de pescadores y granjeros más que de atletas

El pequeño de los Ingebrigtsen, Jakob, siguió durante años el ejemplo de sus hermanos mayores, Filip y Henrik, convirtiéndose en un corredor de media distancia con tan solo 10 años. Tanto Henrik, de 28 años, como Filip, de 26 años, han ganado ya títulos europeos, y parece que la saga de los Ingebrigtsen viene pegando fuerte con el potencial incluso más fuerte de los hermanos más jóvienes, Ingrid y Jakob. Lo que parece mentira es que con estos genes, ninguno de los padres de los Ingebrigtsen tengan antecedentes en el mundo del atletismo. «Eran pescadores y granjeros», dice Henrik. «Nos aficionamos por casualidad».

Al poco de empezar en esto del deporte, el padre de los Ingebrigtsen, Gjert, se dio cuenta del gran potencial que tenían sus cuatro hijos. Aunque no tiene ningún título de entrenador, intenta trasladar todo el conocimiento que ha adquirido para seguir siendo a día de hoy el entrenador de sus tres hijos.

Primera carrera cumpliendo las nuevas normas de distanciamiento

La carrera, disputada sobre un recorrido a dos vueltas de dos kilómetros y medio, era la primera que se celebraba desde la llegada de la crisis de la pandemia, y se tomaron todas las medidas necesarias para cumplir con la normativa de distanciamiento social.

La carrera se realizó de manera escalonada, saliendo en grupos de cinco y separados por treinta segundos entre olas, además de con distancia entre deportista y deportista de un metro.

Durante el transcurso, no hubo avituallamiento, y los espectadores, pocos, se repartieron de manera escalonada a lo largo del recorrido.

Fuente

X