“mi vida no ha cambiado mucho”

Son días muy extraños y todos tratamos de llevarlos de la manera posible. Desde el punto de vista de los deportistas profesionales, el reto, más allá de saber cómo gestionar la reclusión, la desidia y la pereza, está en mantener el estado de forma.

Prácticamente la mayoría de ellos han asumido que gran parte de la temporada se ha ido al traste. Todo apunta a que lo que queda de año, independientemente de que se llegue a competir o no, solo será una larga pretemporada de cara a 2021.

Daniela Ryf, tomándoselo con filosofía

Una de las que, aparentemente, mejor lo está llevando es Daniela Ryf. “Habrá carreras de nuevo. Algún día. Pronto. Pero por ahora es tiempo de ir más despacio y quedarse en casa“, escribía hace diez días.

La cuatro veces Campeona del Mundo de IRONMAN está siendo de las que más cercanas se están mostrando en redes sociales: desde que el pasado 15 de marzo, en pleno training camp en Gran Canaria, se vio forzada a volver a casa, ha publicado en Instagram hasta en doce ocasiones.

Desde el punto de vista de los aficionados, estamos conociendo a una Daniela más cercana y divertida, que ha llegado a hasta grabarse en la bañera con gomas, palas y pullboy.

Muchos periodistas me preguntan cómo me estoy entrenando en estos momentos“, escribió ayer. “Bueno, para ser honestos, aparte de no poder ir a la piscina o ir a ver a mi familia y amigos, mi vida no ha cambiado mucho“.

Marzo es conocido como un bloque de entrenamiento muy sólido“, continúa la de ASICS, “lo que significa que junto al entrenamiento, la comida y el sueño, tampoco hay mucho tiempo para otras cosas. Por eso me concentro en sacar lo mejor de mí cada día“.

La vida social, a distancia

Hace un tiempo, cuando hablamos de cómo se alimentaba Ryf en el día a día, reconocía que, además de salir a cenar o a tomar café, uno de sus mayores placeres era tomar una copa de vino con sus amigas.

Ahora, desde su casa en Feldbrunnen, a los pies del Macizo del Jura, se han visto obligadas a improvisar: “este fin de semana tuvimos nuestra primera noche de vino virtual, nos pudimos poner al día con seguridad“.

De las primeras en hacerse con una piscina portátil

En ausencia de visitas a la piscina, la discípula de Bret Sutton ha sido de las primeras en reinventarse y abrir camino en la compra de piscinas de jardín.

Desde que este pasado domingo le veíamos su primera publicación nadando, hemos podido también ver a Judith Corachán -que la ha instalado en el parking- y a Angelica Olmo.

Fuente

X