Parque Nacional Iberá, uno de los más jóvenes de Argentina

El Parque y Reserva Nacional Iberá, en Corrientes, es uno de las áreas naturales más jóvenes de la Argentina, creado a fines del 2018.

¿Cuál es la razón de la creación de Parques Nacionales? Por ejemplo, en el caso del Parque y Reserva Nacional Iberá, la idea se genera para proteger los recursos naturales y culturales de los esteros correntinos.

Por este punto, es vital la colaboración de los Estados provinciales, debido a que deben realizar la donación de la jurisdicción ambiental de las tierras a la Administración de Parques Nacionales (APN).

En el caso de esta nueva área, cuenta con 157 mil hectáreas. Los Esteros del Iberá, además de representar uno de los humedales más importantes de Argentina, albergan una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y una amplia variedad de aves.

Llamado el “pantanal argentino”, Iberá es uno de los grandes humedales de agua dulce, con una superficie mayor a 1,3 millones de hectáreas de pastizales y pantanos en la provincia de Corrientes, al noreste de Argentina.

El ecosistema sustenta una fabulosa vida silvestre que incluye más de 360 especies de aves. Se pueden divisar 60 especies de mamíferos, cuarenta de anfibios, sesenta de reptiles, 25 clases de mariposas, 1.200 de peces, 350 variedades de aves y 4.200 plantas diversas.

Entre los reptiles, el que más llama la atención es el yacaré, mientras que entre los anfibios se destaca el curucú.

Además, hay roedores de gran tamaño como los carpinchos, herbívoros nobles como el ciervo de los pantanos, monos simpáticos como los carayá, víboras venenosas como la yarará, y el cánido más grande de Sudamérica: el aguará guazú.

Asimismo, posee aves de toda clase y tamaño, como garzas, cigüeñas americanas, chajás y jaribús, y pajaritos encantadores como el Martín Pescador, el ipacáa o el yetapá.

Source link

X