Tus rodillas si eres corredor

1. runners no padecen más artritis que los no corredores:

los estudios a largo plazo demostraron que los corredores tienen una menor incidencia de la artrosis de rodilla. Un equipo de investigadores  realizo un estudio a un grupo de corredores y no corredores durante 10 años, y se encontró con que el 20% de los corredores desarrollaron artritis durante ese tiempo, pero los no corredores que presentaron síntomas de artritis alcanzaron el 32%. Incluso, un segundo estudio demostró que los corredores con mayor kilometraje presentaban una tasa más baja de artritis de toda la muestra.

 

2.    Edad no es un condicionante para el supuesto anterior:

Médicos especializados e explicaron que el desgaste de cartílago, como en las rodillas, es una  natural del envejecimiento. No obstante, no hay pruebas claras de que correr acelera esa pérdida. Además, al menos un estudio ha concluido que las personas en riesgo de desarrollar artritis que comenzaron a trabajar con un programa de marcha moderada mejoraron la salud de su cartílago. Y, en cambio, las personas del mismo grupo de riesgo que no comenzaron a correr se estancaron y no encontraron mejora alguna.

 

3.    Los suplementos no ayudan al aumento del cartílago:

Son demasiados los anuncios que aparecen en los medios impresos, no hay ningún suplemento dietético que aumente el cartílago de la rodilla. El más popular como suplemento, la glucosamina, es capaz de ayudar con la osteoartritis de la rodilla mediante la protección del cartílago articular, que, entre otras funciones, librica la articulación de la rodilla. Un estudio que examino los suplementos de vitamina D en la gente con artritis de rodilla encontró que tenían los mismos niveles de dolor y pérdida de cartílago después de dos años como lo hizo la gente con artritis que no había tomado la vitamina D.

 

4.    La famosa ‘rodilla del corredor’ Es causada, normalmente, por problemas en otras partes del cuerpo:

La lesión de rodilla más común entre los corredores es la gran apodada ‘rodilla del corredor’. Su nombre verdader clínico es condromalacia rotuliana o síndrome de dolor patelofemoral,Se trata de una  inflamación del cartílago en la rótula. Algunas de las zonas que afectan a la ‘rodilla del corredor’ son las caderas y los glúteos, que provocan la debilitacion en la parte baja de las piernas; unos cuádriceps débiles, que le dan a  la rodilla todo el trabajo para movilizar la pierna; los isquiotibiales débiles, que pasan parte del impacto del funcionamiento a las rodillas. Un buen plan de fortalecimiento, es indispensable para todo corredor que se quiera.

 

 

X