Una carrera en la que hay que subir 50 pisos y 900 escalones

La Torre Colpatria es un rascacielos en Bogotá, Colombia, de 50 pisos y casi 200 metros de altura. Allí se celebra desde hace 15 años una competencia de ascenso por las escaleras hasta la cima, “El ascenso a la Torre Colpatria”.

Son 900 escalones de ascenso que dejan a los competidores agotados y sin aliento.

Bajo la organización de la Federación Colombiana de Atletismo, Sebastián Peralta dio la sorpresa al vencer por casi un segundo de diferencia por sobre Frank Carreño, que venía de cinco triunfos al hilo y se ha mostrado como un verdadero especialista en este tipo de competencias.

En tercer lugar clasificó el joven Gustavo Buitrago, que ha tenido un gran año a nivel internacional en carreras de montaña.

Entre las damas, la boyacense Ginary Camargo, que viene de actuar en el Campeonato Mundial de Montaña en Villa La Angostura (Argentina) en la distancia de 15k, se quedó con el triunfo.

Este es el tercer triunfo de Camargo en esta competencia, la más importante carrera de ascenso vertical en Sudamérica.

En segundo lugar cruzó la meta la norteamericana Emily Schmitz, que en dicho mundial finalizó en el puesto 10 en la distancia de 42k. Residente en Bogotá, llegó tan sólo 20 segundos más tarde. El podio fue completado por Briyith Forero.

En total, casi tres mil corredores se sumaron a esta competencia, que ya es un clásico en el calendario de carreras de Bogotá.

Podios

Élite Masculina

1. Sebastián Peralta (Bogotá) – 5m:17s.31

2. Frank Carreño (Colpatria) – 5m:18s.29

3. Gustavo Buitrago (Bogotá) – 5m:28s.92

Élite Femenina

1. Ginary Camargo (Boyacá) – 6m:38s.49

2. Emily Schmitz (Bogotá) – 7m:00s.25

3. Briyith Forero (Meta) – 7m:19s.14

Además de los vencedores, hubo más corredores de élite que le dieron prestigio a la prueba, como Iván Moreno, Juan Tibaduiza, Amilcar Tabaduiza, Henry González, Rubén Orozco, Wendy Vargas, Lesli Rivas, Grey Delgado, Julieth Castro, Diana Suárez, Ana Cifuentes y Camila Peña, entre otros.

Fotos Prensa Correcaminos y Juan Sebastián Navarrete.

Source link

X