[VÍDEO] Qué hacer (y qué no) un mes antes de un IRONMAN

Llegamos a una época del año donde muchos deportistas tienen sus principales carreras del año. La mayoría de gente ahora mismo está a tres o cuatro semanas de competir en esa prueba que llevan todo el año preparando. Hoy de la mano de JuanP Vázquez, en Planeta Triatlón, os damos una serie de consejos para toda esa gente que está a poco tiempo de competir.

El trabajo ya está casi acabado

Lo primero que hay que aclarar es que el trabajo ya está hecho. La preparación que hayas realizado durante el año ya no se puede mejorar, simplemente mejorar. No es el momento de meter sesiones a última hora. Lo que no has trabajado ya no lo intentes hacer ahora, no es momento de subsanarlo. Lo que debes de hacer ahora es entrenar los tempos de carrera, es decir, correr al tiempo que quieres hacerlo en tu carrera.

Cuidado con las redes sociales

Las redes sociales son una gran manera de mostrar al mundo lo que haces. A lo largo de los meses de preparación, muchos deportistas enseñan a la gente sus avances. Por eso hay que tener mucho cuidado con ellas. Te puede crear una presión innecesaria porque la gente que te sigue y te da ánimos, puede decepcionarse por si fallas. No puedes tener esa idea en la cabeza. El mayor premio que hay es llegar a la línea de salida. No tienes porque dar explicaciones a nadie por si no tienes el día. Dejar estos medios durante unas semanas puede evitar tener aún más estrés.

Lesiones físicas o mentales

Puede pasar que a poco tiempo de la fecha sientas un pinchazo o un dolor. Estás entrenando y de repente te duele la rodilla. Pensar que todo por lo que has trabajado en los últimos meses se ha ido al garete. No hay que ser catastrófico, simplemente puede ser una sobrecarga o un mal gesto, algo sin importancia. Al final meter tantas horas de entrenamiento pasa factura. Elimina esos pensamientos y ve al especialista, muchas veces son pequeñas incidencias sin importa. Puedes bajar la intensidad o hacer parones, por perder un par de días sin prepararte no va a pasar nada. Estas lesiones físicas a veces se trasladan a la cabeza y pueden ser incluso peores. Ante todo, calma.

No hagas inventos de última hora

«Mi compañero de entrenamiento me ha dicho que si agacho un poco más la espalda ganaré un segundo por kilómetro. Y además si cambio las zapatillas por otras nuevas, ganaré un 3% de ganancia». Ante todo, no lo hagas. Eso ya tenías que haberlo hecho hace varios meses. Lo mismo pasa con la nutrición, si has entrenado con una determinada dieta, no la cambies. En tus últimas preparaciones tienes que usar todo con lo que competirás en la prueba (calcetines, zapatillas, trimono…).

Lleva tu almohada

Puede parecer una tontería pero dormir es un placer muy necesario. Es común que cuando reservas tu estancia en la ciudad, el sitio donde duermes no es cómodo. El colchón es duro y la almohada demasiado grande. Al final has dormido poco y encima te duele el cuello. Como no vas a llevar desde su casa un colchón, al menos lleva una almohada. Es fácil de transportar y encima pesa poco. Así al menos te ahorras un disgusto.

Fuente

X