Zach Bitter: Récord del mundo de 100 millas en cinta, 12h09:15

Zach Bitter es un corredor estadounidense de ultramaratón que atesora en menos de un año dos récords mundiales en la distancia de 100 millas, lo que viene a ser casi 161 kilómetros. En agosto de 2019 conseguía el récord mundial en la distancia en pista cubierta con una media de 4’13 el kilómetro y un tiempo final de 11h19:13.

Ayer Zach Bitter volvió a conseguirlo, pero esta vez lo hizo desde su casa en Phoenix sobre una cinta de correr y lo hizo en 12h09:15, rompiendo así el anterior récord establecido en 2019 por Dave Proctor de 12 horas y 32 minutos.

Más de 1.500 espectadores presenciaron en directo el intento de récord virtual en directo a través del canal de YouTube de Bitter. Esta prueba fue un verdadero desafío para Bitter, que acostumbra a correr por montañas y senderos, pero nunca antes de ayer había corrido más de 30 millas en una cinta de correr.

Una batalla mental psicológica

Bitter confesó que ha habido pruebas que le han supuesto un mayor desgaste físico que la de ayer, pero la cinta de correr es definitivamente una batalla mental psicológica. “En una cinta de correr, te pones en marcha y te olvidas, lo cual es bueno porque no tienes que preocuparte, pero pierdes un poco el control. Respondes a la cinta en vez de que la cinta te responda a ti”.

“Había algunos puntos en los que físicamente te sientes bien, pero mentalmente solo quieres bajarte de la máquina”, dijo Bitter después de la carrera. “Es una muy buena cinta, pero 12 horas de cualquier cosa es mucho”.

También hubo cerca de 250 corredores más que tuvieron que conectaron en directo con “Run with Zach” en la videoconferencia a través de Zoom.

En la entrevista posterior a la carrera, Bitter confesó que había necesitado beber 10 botellas de 200 calorías de una marca patrocinadora del evento y comió patatas fritas para controlar su ingesta de calorías, calculando siempre la hidratación para tomar los descansos mínimos para ir al baño.

“Alrededor del kilómetro 140, me tomé las patatas fritas”, dijo Bitter. “No tengo nada en contra de los alimentos sólidos. Sólo prefiero tomar la mayoría de calorías en formato líquido, luego si veo que no me sienta bien en el estómago, cambio a algo diferente solo para mezclarlo un poco”.

Cuando Bitter pasó el punto medio de la carrera, corrió a un ritmo de 6:32:38 por milla en la marca de 53 millas. En la marca de 60 millas, el ritmo de 7:12 minutos por milla de Bitter coincidía con el de 7 horas y 12 minutos.

Desde ahí hasta el final fue una lucha contra la deshidratación debido a la temperatura que iba cogiendo la habitación con el rodar de la cinta. Pero finalmente, todo acabó en un nuevo récord del mundo sobre cinta en la distancia de 100 millas.

Fuente

X