CORRER EN INVIERNO: Consejos para seguir entrenados y motivados

En invierno, no solo el mal tiempo nos retiene en casa. Nuestro cuerpo naturalmente tiende al reposo. Por eso es indispensable adaptar nuestro entrenamiento a las nuevas condiciones, tanto internas como externas, para lograr mantenernos en forma y encarar de la mejor manera los importantes desafíos de la primavera. Éstos son algunos consejos:

– MANTENÉTE HIDRATADO

EL frío sumado a un esfuerzo prolongado acentúan la pérdida de agua y sales. No esperes la sensación de sed, porque ésta indica que ya estás deshidratado. Procurá tomar líquido antes de entrenar, como reserva. También en el transcurso de la práctica, cada 15 minutos. Por último, reponé sales minerales y nutrientes al finalizar la práctica, con una bebida isotónica o jugos naturales.

– RESPETÁ LAS ENTRADAS EN CALOR.

Nunca olvides el calentamiento y los estiramientos, con movimientos suaves y pasivos. Si es necesario, aumentá el tiempo de entrada en calor, sobre todo si las prácticas son por la mañana, cuando los músculos están mas rígidos.

– CONTROLÁ TU ALIMENTACIÓN

Con el frío, el consumo calórico aumenta. Solemos consumir comidas pesadas y abundantes para contrarrestar las bajas temperaturas. Es fundamental que hagas una buena digestión antes de salir a correr. Además, controlar tu peso evitará cargas innecesarias para las articulaciones.

– ABRIGARSE BIEN NO ES ABRIGARSE MUCHO

Hoy el mercado ha desarrollado muchísimas prendas técnicas, no es necesario disfrazarse de muñeco de nieve. Vestite por capas: una primera capa anti transpirante, otra que te aísle del frío, y la última que cubra la lluvia, la humedad o el rocío. Atención: Cubrirse la cabeza, las manos y los pies, ya que por las extremidades absorbemos el frío.

– ESCUCHÁ A TU CUERPO

En invierno el cuerpo humano es más propenso a la fatiga y a las lesiones. Si necesitás descanso, o bajar la intensidad de entrenamiento, hacélo. No estás perdiendo tiempo. Estás recargando tus baterías.

X