Desarticulada una red española que traficaba con EPO pagado con dinero público

La Guardia Civil ha desarticulado una de las mayores redes de dopaje para deportistas de EPO conocidas hasta el momento en España en lo que se ha llamado la operación “Hipoxianet”. Según informa la Dirección General de la Guardia Civil, la operación Hipoxianet desarrollada por agentes de la Sección de Salud Pública y Dopaje de la Unidad Central Operativa (UCO) del cuerpo, se ha desarrollado en las provincias de Cádiz y Barcelona.

En la operación se han intervenido más de 850 inyectables, la mayor incautación realizada en Europa de este tipo de sustancia.

La investigación se inició gracias a una información que la Guardia Civil recibió de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) en la que le alertaban de que varios deportistas compraban EPO en internet.

¿Qué es la EPO?

La eritropoyetina (EPO) es utilizada entre algunos pseudodeportistas para conseguir la estimulación de glóbulos rojos, lo que permite mayor rendimiento en deportes aeróbicos. Pero también es utilizada con fines terapéuticos El uso de eritropoyetina se ha extendido rápidamente en algunos campos, como en el tratamiento de la anemia de los pacientes con insuficiencia renal, mientras que su utilización en otras indicaciones se ha ido incrementando de forma más progresiva, como en el tratamiento de la anemia de los pacientes con cáncer.

Cómo robar EPO con dinero público

La UCO ha detenido a un enfermero de un hospital público y responsable de una clínica de diálisis en la provincia de Cádiz. Los 850 viales de EPO incautados eran completamente legales y pagados con dinero público. Tan fácil como pedir más viales de los que se iban a necesitar para los enfermos que acudían y acumular el resto en un almacén con fines lucrativos hasta ser enviados a los compradores, sin las debidas condiciones de conservación.

Para conseguir mantener este modus operandi durante casi diez años, los controles sanitarios y auditorías en la Junta de Andalucía eran, al parecer, nulos, pues nadie supervisaba los pedidos ni el control del material utilizado para el tratamiento de pacientes reales. ¿Nadie controlaba el número de pacientes mensuales con los pedidos sanitarios?

Un primer dato, proporcionado por la Inspección dependiente de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, indica que solo en el periodo de enero de 2016 a junio de 2019 los envases desviados al mercado negro ascenderían a 5.103 en distintas presentaciones, destacando en número los de alta concentración (8.000 y 10.000 unidades internacionales).

Más de 250 compradores

La Guardia Civil ha identificado a más de 250 deportistas compradores de la EPO a través de al menos siete páginas web que ofrecían esta sustancia sin ningún tipo de control sanitario. Los nombres de estas webs tampoco se andaban por las ramas a la hora de escoger los nombres (www.epobest.com, epototal.eu) y sus dominios estaban alojados en servidores con legislaciones más permisivas (Islandia o paraísos fiscales como New Jersey). La organización criminal facilitaba entonces varias vías para realizar los pagos, a través de empresas de envío de dinero, transferencias bancarias a cuentas corrientes internacionales, o mediante criptomonedas para facilitar su anonimato.

Dos detenidos hasta el momento

Los detenidos son el enfermero gaditano y un ciudadano serbio-húngaro que vivía en Barcelona. Otras cuatro personas han sido investigadas o detenidas. Los agentes de la UCO relacionan con la trama de suministro de dopaje a un exciclista profesional que reside en el centro de Europa y que también encargaba pedidos de EPO en las webs referidas para comercializar con ellos. Este exdeportista realizaba viajes de 2.000 kilómetros o más por carretera desde su domicilio hasta Barcelona cada vez que tenía que recoger la eritropoyetina y pagar al contado.

La UCO está llevando a cabo el estudio y análisis de un importante volumen de información en distintos ordenadores, teléfonos, correos electrónicos y cuentas corrientes radicadas en Austria, Eslovaquia y Chipre, de cuyo resultado se obtendrá un amplio listado de posibles consumidores finales. Y se prevé que haya una gran cantidad de deportistas tanto nacionales como internacionales, de diferentes distintas disciplinas deportivas y niveles, que accedían a estas sustancias dopantes. La Guardia Civil ha bloqueado más de 800.000 euros en cuentas bancarias y ha localizado más de 70.000 euros.

Fuente

X