El certificado médico

Para realizar cualquier actividad física, siempre debemos contar con un Certificado Médico que avale que estamos aptos para llevar a cabo un entrenamiento sistemático. Esto es válido para todos, tanto para aquel que se dedica a competir como para el que lo hace solo de forma recreativa.

Objetivos del Certificado:

  • Cómo dijimos más arriba, avalar que estamos en condiciones físicas de realizar un deporte específico,
  • Determinar los riesgos y el tipo de ejercicio que la persona puede realizar de a cuerdo a sus condiciones,
  • Detectar enfermedades o patologías que no pudieron haberse detectado antes. Muchas veces la persona al no sentir ningún síntoma, no toma conciencia de alguna enfermedad que puede tener, como ser diabetes, hipertención, anemia, etc, hasta que no se realiza unos estudios médicos como estos,
  • Generar conciencia sobre la importancia de realizarse controles médicos periódicos, que pueden ayudar a detectar de forma prematura algunos problemas, de fácil solución, pero que si no se realiza a tiempo, puede tener consecuencias mayores.

La revisión médica para dicho certificado debería contener como mínimo:

  1. Interrogatorio sobre patologías familiares.
  2. Examen físico y cardiovascular con toma de presión arterial.
  3. Laboratorio: Hemograma, glucemia, colesterol y triglicéridos. Opcional: valoración de minerales, ácido úrico, hormonas relacionadas con el entrenamiento.
  4. Electrocardiograma.
  5. Radiografía de tórax.
  6. Ergometría y ecocardiografía.

 

Aprovechemos que recién comienza el año para hacernos estos estudios y podamos disfrutar de toda una temporada entrenando sin preocupaciones.

X