Eneko Llanos: “Puede que sea de mis últimos Konas y quiero disfrutarlo”

A menos de 36 horas del pistoletazo de salida del Campeonato del Mundo de Ironman la isla sigue funcionando a un ritmo vertiginoso. Ayer el era turno de la rueda de prensa y el briefing de los PROs, momento que aprovechamos para charlar con algún que otro de los hombres que tomaran la salida mañana aquí.

Entre ellos Eneko Llanos; nuestro Kaiser vuelve a la isla tras la ausencia del año pasado para afrontar la que será su 13ª participación en uno de los años más dulces de su carrera deportiva. Cerca de cumplir los 43 años el vasco regresa a Kona  con «una sensación agradable, de familiaridad después de tantos años viniendo aquí«. En la cabeza mucho recuerdos, buenos y malos, pero «en general la sensación siempre es bonita», afirmaba el de Hoka.

Un año muy dulce

En 2008 Llanos fue segundo aquí en Kona, pero esta temporada ha vuelto a ganar dos IRONMAN y pasa por uno de los mejores momentos de su carrera. «No soy de volver tanto para atrás. Para mí el mejor momento siempre es el actual«, afirma. Aunque reconoce que un segundo puesto aquí «es algo difícil de mejorar o de igualar» asegura que este año ha disfrutado mucho compitiendo.

«Desde aquel 2008 hasta ahora han pasado más de diez años«. En todo ese tiempo han cambiado algunas cosas, como por ejemplo la forma de vivir y afrontar las cosas. «Aprecio muchas cosas que antes no apreciaba y ahora los resultados no tienen la importancia que tenían antes«, dice Eneko la tranquilidad de quien está de vuelta en esto.

Un Campeonato del Mundo para disfrutar

A Hawaii el vasco llega tranquilo, sin presión externa. «Siempre en Hawaii hay un punto más de autoexigencia que no tienes en otros sitios, pero vengo bastante tranquilo a disfrutar«. Lo más lícito en alguien con una carrera deportiva impecable que, quizá, se acerca a su final. «No sé cuántos Konas me quedan. No sé si uno más. Este puede que sea de los últimos así que a disfrutarlo«, confiesa. Aún así hay algo que tiene más seguro: «Me gustaría hacer una buena carrera y sacar el nivel al que he estado compitiendo en este año«.

La ilusión puesta en el maratón

Confiesa el ganador de Vitoria que no ha imaginado la carrera del sábado. «No empleo mucho tiempo en mirar hacia atrás o hacía delante«, asegura. «Espero que hacer una natación decente y no perder demasiado, poder estar en un grupo importante«. Algo similar en bici, donde le gustaría verse en «una buena situación» para bajarse a correr con un objetivo: «Me gustaría hacer una maratón buena. Me haría ilusión hacer una buena maratón de principio a fin sin problemas y que salga lo que tenga que salir».

Una carrera de gran nivel

«Hay muchísimos«, responde Eneko cuando le preguntamos por nombres que puedan dar la sorpresa el sábado. «De los 50 inscritos hay mucha gente que a lo largo del año está haciendo grandes cosas y, si son capaces de trasladar ese rendimiento al sábado, podrán estar muy adelante«.

Entre todos esos el de el País Vasco ve difícil que no estén ni Frodeno ni Lange delante. «A Alistair no lo he visto todavía en ninguna quiniela o en muy pocas. Es su primer Hawaii y es difícil«. Aunque considera al británico el hombre con más cualidades puras y duras, y el de más calidad, Eneko ve un handicap en su falta de experiencia. Eso sí, coincide en lo que muchos: «Si consigue sacar su calidad igual nos da un repaso a todos«.

IRONMAN le ha venido bien a Vitoria

La victoria de Eneko en IRONMAN Vitoria este año se convirtió en unos de los mejores momentos de su carrera deportiva; un recuerdo que difícilmente podrá borrar. «Todo el mundo disfrutó mucho la carrera», dice. «Ya conocíamos el ambiente, pero este año siendo prueba IRONMAN creo que el nivel mejoró«.

Y no sólo en lo deportivo: «El nivel de implicación de la ciudad, de voluntarios, de espectadores también ha sido mejor que ningún año y la gente lo ha sentido y ha disfrutado con la organización, con los recorridos, con los ánimos«.

El futuro

Sobre lo que está por llegar Eneko es claro: «Hago los planes de año en año. Acabaré Kona y descansaré«. Tras una temporada dura, en la que se ha enfrentado a casi cuatro IRONMAN en un año, es momento de descansar. «Quiero relajarme y desconectar, y ver cómo queda el cuerpo y la cabeza, además de los patrocinadores para decidir lo que viene en el futuro«.

Fuente

X