Entrenamiento con pulsómetro

Una de las formas más utilizadas para medir las intensidades de entrenamiento hoy en día es el pulsómetro, que nos mide el ritmo cardíaco durante el esfuerzo y a través de esto podemos dosificar la carga. Pero, ¿Cómo se utiliza?

En primer lugar debemos determinar nuestra Frecuencia Cardíaca Máxima (FcMáx.), que es el máximo ritmo que puede alcanzar nuestro corazón, el cuál esta determinado por varios factores, entre los cuales esta la genética y la edad.

Diferencia entre Máxima Teórica y Máxima Real

En regla general, la FcMáx desciende a medida que pasan los años, por lo que se han establecido diferentes fórmulas para determinarla a partir de la edad. Pero si vamos a la realidad, puede haber una gran diferencia entre lo que estiman estas fórmulas y lo que se alcanza en la práctica, pocas veces tienen una buena correlación.

Por lo que para tener un dato certero, deberemos determinar de otra forma cuál es nuestra Frecuencia Cardíaca Máxima Real

Determinación de Frecuencia Cardíaca Máxima Real

Para esto, aplicaremos un Test de Campo, que se puede realizar en pista o en la calle. No recomiendo hacerlo en cinta por la alta intensidad que se debe alcanzar. El Test consiste en incrementos escalonados de intensidad, logrando que en cada peldaño se llegue a un estado estable de la frecuencia cardíaca para pasar al siguiente, hasta que no se pueda soportar ningún incremento más, y ahí se realiza una sprint máximo hasta detectar que la Frecuencia Cardíaca no sube más. Este valor alcanzado sera nuestra Fc. Máxima Real.

Este protocolo solo se debe realizar bajo la supervisión de un Entrenador Capacitado que determine si es conveniente aplicarlo y cómo hacerlo, ya que implica alcanzar intensidades muy altas y no cualquier persona puede estar preparada para hacerlo.

 

X