¿Está en juego la pesadilla de Barkley Marathons 2020?

Barkley Marathons es conocido mundialmente como la prueba de resistencia más dura del mundo: 160 kilómetros de carrera con 20.000 metros de desnivel acumulados con un límite de sesenta horas. El recorrido consta de cinco vueltas, sin marcar, de navegación libre por parte de los corredores, en el que deben encontrar libros escondidos y arrancar páginas que entregarán como prueba al organizador de la carrera tras completar cada vuelta. Para la mayoría de los participantes de la Barkley Marathons, la distancia es la menor de sus preocupaciones principales. El aumento del desnivel extremo, la importancia de la navegación y las condiciones impredecibles hacen de esta prueba, un verdadero infierno.

Tampoco tiene una hora concreta de salida, es aproximada según ediciones anteriores. Los 40 corredores admitidos son citados en el cámping del parque estatal Frozen Head y, entre la madrugada del viernes al sábado, puede empezar en cualquier momento. Gary “Laz” Cantrell hace sonar un cuerno y se da la salida a la Barkley Marathons.

Sólo 18 corredores a lo largo de toda su historia han terminado la famosa maratón de Barkley, precisamente en 2017 fue un triatleta el único capaz de hacerloJohn Kelly

John Kelly
Foto: Facebook // John Kelly

La fecha de celebración es otra de las grandes incógnitas de esta carrera. Suele ser a finales de marzo, pero tampoco es algo seguro, lo que no suele ser habitual es que supere la primera semana de abril, por lo que cae de lleno con la cancelación del resto de pruebas que se disputan por toda la geografía mundial.

¿Una edición cancelada o sin europeos?

En este convulso año de competiciones pospuestas a octubre por la pandemia del coronavirus, la Barkley Marathons no iba a estar exenta de correr el mismo riesgo. Además, una de las medidas más polémicas anunciadas por esta pandemia entró en vigor el viernes a la media noche: la restricción de viajes desde buena parte de Europa a Estados Unidos ordenada por el presidente Donald Trump.

El veto entró en vigencia desde la medianoche de este viernes por 30 días a quienes estuvieron en alguna de las 26 naciones del espacio Schengen europeo en las últimas dos semanas, excepto a ciudadanos de Estados Unidos o residentes permanentes en el país. ¿Qué quiere decir esto?

Pues esta prohibición quiere decir que de la lista de salida de los 37 corredores de la edición de 2019 que tomamos como ejemplo, 13 de ellos residentes en Europa, se quedarían sin poder entrar en Estados Unidos este año y, por tanto, sin participar.

Foto: Geezer Hat

La pregunta que todos nos hacemos ahora mismo es… ¿qué hará Gary “Laz” Cantrell con la Barkley Marathons 2020? Puede que siga adelante con esta edición, el número de participantes es mínimo y está loco, pero quién sabe. Todavía no la ha dado por cancelada, pero quizá habrá que esperar un año para volver oír a sonar el cuerno en Frozen Head.

Fuente

X